null: nullpx
Violencia de Género

Liberan a 'Higui', la argentina que mató a uno de los hombres que intentó violarla

A finales del año pasado, diez hombres trataron de violar y asesinar a Eva Analía De Jesús, conocida como Higui. Ella consiguió defenderse y terminó matando a uno de los agresores. Tras ocho meses en prisión, la justicia argentina le otorgó la excarcelación extraordinaria.
13 Jun 2017 – 9:07 PM EDT

La justicia del departamento argentino de San Martín le otorgó este lunes la excarcelación extraordinaria a Eva Analía De Jesús 'Higui', una mujer de 42 años que llevaba desde octubre de 2016 en prisión preventiva por matar a uno de los hombres que trató de violarla.

"Estamos muy contentos con la decisión, que Higui estuviera presa era una medida sumamente injusta. Ahora esperemos que pueda retomar su vida normalmente", afirmó Carolina Abregú, integrante de la Mesa de Trabajo “Justicia por Higui-Analía de Jesús”, en declaraciones a la agencia Télam.

Sin embargo, su caso continúa en los tribunales y deberá presentarse en 2018 ante el juzgado para definir su situación definitiva.


La historia de 'Higui' movilizó a las organizaciones de defensa de los derechos de las mujeres en Argentina que consideraban que Higui fue víctima de violencia de género y no debía ser judicializada por homicidio.

Segun le relató la hermana de Higu", Azucena, a Cosecha Roja, el 16 de octubre de 2016, después de llevar a sus sobrinos a la casa de otra de sus hermanas, Mariana, Eva Analía de Jesús le pidió que la acompañara a saludar a una amiga que no veía hace mucho tiempo. Mariana la dejó en la esquina y regresó a su casa.


Pero, a tan solo metros de la casa de su amiga, Higui se encontró con un grupo de hombres que la golpearon e intentaron violarla.

"Vas a conocer lo que es bueno", contó que le decían. " Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana". Pero ella se defendió con un cuchillo que llevaba. La única puñalada que dio acabó con la vida de Cristian Rubén Espósito.

Pasaron segundos, minutos, horas –no recuerda Higui- cuando una linterna le iluminó la cara, deformada por los golpes. Estaba seminconsciente. Unos metros más adelante, estaba el cadáver de Espósito con una puñalada en el pecho. Alguien lo levantó en la caja de una camioneta para trasladarlo al hospital. A ella se la llevaron detenida a la comisaría de Bella Vista.

Tres días después, Azucena fue la primera persona que pudo entrar a verla. Con su celular, le sacó un par de fotos en las que se ve su cara todavía hinchada por los golpes. Varios hematomas le manchaban el cuerpo. Higui lloraba, por ella y por el muerto.

" Hermanita, no sé de dónde saqué fuerzas, pero yo me defendí", le dijo a su hermana, según Cosecha Roja.

Pero los problemas de Higui comenzaron mucho antes del día que acabó en la cárcel. Según el relato de su hermana, la mujer se fue de la casa a los 13 años por los abusos del marido de su mamá.


Higui vivía en Bella Vista, al noreste de Buenos Aires, donde la recuerdan como una hincha de Boca Juniors que vivía de limpiar y arreglar jardines. Según su hermana, le gustaba tomar cerveza y jugar al fútbol.

Desde su adolescencia, por su parecido con uno del arquero colombiano René Higuita, sus compañeros y familiares le empezaron a decir de cariño "Higui", un apodo que le causaba risa.

Fue también en aquella época cuando un grupo de hombres de su barrio comenzó a tirarle piedras y le robaron su bicicleta. En 2002, después de una fiesta, más de 10 hombres la rodearon y le gritaron: "Tortillera, lesbiana". Ella alcanzó a escapar pero le dieron tres puntazos en la espalda que la mandaron al hospital donde estuvo internada varios días.

No fue la última vez que la atacaron. Según su hermana, entre los hombres que la agredieron el año pasado estaban algunos de los que la apuñalaron hace más de una década.

Pero en esta ocasión, el ataque contra Higui tomó tanta fuerza en América que el mismo René Higuita decidió publicar en su cuenta de Twitter su inconformidad con el proceso legal que se ha llevado en el caso de esta mujer.


La abogada Raquel Hermida, miembro de la Red de Contención contra la Violencia de Género, le ha asegurado a varios medios argentinos que Higui no tuvo el debido proceso: la ropa que le sacaron esa noche estuvo varios días fuera del material probatorio, con el riesgo de que la modificaran.

Por otro lado, Hermida alega que los testigos son todos miembros de la pandilla que intentó violarla. Ellos declararon que " Higui" atacó a Espósito de repente, sin causa alguna.

El caso de violencia de género de "Higui" es el último que refleja una lacra contra la que los argentinos están levantando la voz.

La Casa del Encuentro, una asociación civil dedicada a la lucha contra la violencia de género, alertó el 27 de febrero del 2017 que desde 2008 hasta el 2016 fueron asesinadas un total de 2,384 mujeres, lo que equivale en promedio al asesinato de una mujer por razón de su sexo cada 30 horas. Solo en el 2016, se registraron 290 feminicidios, la cifra más alta de los últimos tres años, solo superada en 2013 con 295 feminicidios.

Según un reporte del colectivo contra la violencia machista #NiUnaMenos este año hubo una víctima de femicidio por día en Argentina durante el mes de abril.


En fotos: 12 casos emblemáticos de violencia de género en América Latina

Loading
Cargando galería

Mira también:

Publicidad