null: nullpx
Violaciones

El padre de la víctima de 'Los Porkys' espera que las autoridades mexicanas actúen tan rápido como las de España

Javier Fernández, padre de Daphne, dijo que el caso estuvo detenido un año y comenzó a avanzar luego que se diera a conocer en redes sociales y la prensa.
28 Oct 2016 – 5:11 PM EDT

Javier Fernández, padre de Daphne Fernández, la joven de la que presuntamente abusaron 'Los porkys de Costa de Oro' en Veracruz, aseguró a Univision Noticias que cada vez su familia ve más cerca la justicia. Tras el fallo de la Audiencia Nacional de España que autoriza la extradición a México de Diego Cruz Alonso, uno de los acusados del crimen, Fernández se muestra esperanzado.

"Estoy sorprendido con la rapidez con la que determinaron (la extradición), vamos por buen camino. Ojalá que así fueran las autoridades mexicanas", dijo Javier Fernández, quien agregó que, de no haber ventilado el caso, los jóvenes inculpados estarían impunes.

Diego Cruz fue detenido en España y, tras el fallo de los fiscales, enfrentará la justicia mexicana, donde la condena podría ser mayor. Envuelto en llanto, el joven de 21 años denunció durante la audiencia que él, junto con otros dos implicados fueron amenazados de muerte y extorsionados por el padre de Daphne Fernández. El argumento no convenció a las autoridades españolas.

"Gracias a la presión hemos llegado hasta estos niveles, sin embargo, son cuatro y faltan dos (por ser arrestados). Ha sido un camino infernal (...) Estoy seguro que si esto no hubiera llegado a la opinión pública, las autoridades no hubieran hecho nada, porque la denuncia yo la hice un año (en mayo de 2015) antes de que se diera a conocer en las redes sociales y en los medios. Las autoridades tenían los mismos elementos que tienen actualmente, pero en aquel entonces no los consignaron, fue hasta un año después que giraron las órdenes de aprehensión", acusó Fernández en entrevista con Univision Noticias.


El padre de familia agregó que las declaraciones de Cruz Alonso sobre extorsión son infamias que fueron utilizadas para evadir su responsabilidad y que actualmente existe una demanda en su contra que promovieron los padres de los acusados, que hasta el momento son tres: Jorge Cotaita (prófugo), Enrique Capitaine Marín (detenido) y Diego Cruz (detenido). Al principio se habló de la participación de Gerardo Rodríguez Acosta, pero las autoridades no lo persiguen.

"Es absurdo que el 28 de abril (de 2015) yo haya amenazado a Diego, ese día no estaban Enrique ni Felipe Capitaine (otro de los acusados y su padre). El 29 de abril hubo una reunión con papás y mamás, así que es absurdo que hayan regresado al mismo lugar donde dicen que los amenacé con un arma", detalló Fernández, quien es empresario en Veracruz y que desde hace meses ha dejado sus labores para dedicarse por completo a buscar justicia para su hija.

De acuerdo con Javier Ferández, la joven Daphne se encuentra en tratamiento pero a veces presenta altibajos cuando su caso cobra relevancia en los medios de comunicación.

El fallo contra Diego Cruz


La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional en España argumentó que el delito por el que se solicita la entrega es de naturaleza común, no se advierte motivación espuria en la demanda, no ha prescrito y no cabe apreciar circunstancias extintivas de la responsabilidad penal, informó la agencia Efe. El órgano judicial considera "incuestionable" la jurisdicción de México atendido el principio de territorialidad.

Respecto a la nacionalidad española del reclamado como obstáculo para su entrega, como planteó su defensa, la Sala considera que "de ninguna manera" impide la extradición, conforme al artículo 13.3 de la Constitución y el tratado bilateral España-México.

La acusación que pesa en México contra Cruz es de “pederastia tumultuaria” contra una joven de 17 años, puesto que los hechos se llevaron a cabo en acción conjunta con más personas, por lo que se puede enfrentar a una pena de entre 12 y 40 años de prisión de acuerdo con la legislación de ese país.

En España la justicia castiga el abuso de menores dependiendo el nivel de agresión sexual. La pena menor es de 2 años y la mayor es de 15, en ambos casos la víctima debe ser menor de 16 años.

En mayo fue detenido Enrique Capitaine Marín, otro de los jóvenes involucrados en el caso de 'Los Porkys'. Actualmente se encuentra arrestado en el Centro de Reinserción Social (Cereso) ubicado en Amatlán de los Reyes, en Veracruz, acusado por el delito de pederastia.

Capitaine negó haber abusado de la menor de edad, e incluso dijo que fue ella quien quiso ir a un bar y se subió a su camioneta, donde también se encontraban Jorge Cotaita, Gerardo Rodríguez y Diego Cruz.

La versión de la menor apunta a que ella fue obligada a subirse a la camioneta y luego por la noche fue violada por sus acompañantes.

El tercer acusado es Jorge Cotaita Cabrales, quien se encuentra prófugo de la justicia, pues se ha emitido orden de arresto en su contra, sin embargo las agencias nacionales e internacionales no han dado todavía con su paradero.

Lea además:


Publicidad