null: nullpx
Vehículos Autónomos

Uber retira vehículos autónomos tras muerte de peatona en Arizona

El programa de pruebas de taxis autónomos de Uber en la ciudad de Tempe se había establecido después de haber sido expulsado de la ciudad de San Francisco.
19 Mar 2018 – 03:38 PM EDT
Reacciona
Comparte
Una camioneta Volvo XC90 con tecnología de autoconducción de Uber ya había causado un accidente de importancia en la ciudad de Tempe en Arizona. Crédito: Reuters

Uber anunció la suspensión de sus programas de pruebas de taxis autoconducidos en las vías públicas como consecuencia del arrollamiento mortal de una mujer en la ciudad de Tempe en el estado de Arizona. El primer atropello mortal en la incipiente historia de la conducción autónoma.

En diciembre de 2016 Uber estableció un programa de taxis de conducción autónoma en las ciudades de Phoenix y Tempe, después de que un programa similar fue expulsado de California por el Departamento de Vehículos de Motor (DMV por sus siglas en inglés) de ese estado. Uber había iniciado un programa de pruebas en la ciudad de San Francisco sin obtener el permiso correspondiente por no creer necesitarlo. Sin embargo múltiples quejas ocasionadas por unidades adscritas al programa saltando semáforos en rojo y circulando por los canales para ciclistas, no ayudaron a la causa de Uber en California.


Doug Ducey, el gobernador de Arizona, invitó a Uber a relocalizar la flota de camionetas Volvo con tecnología de autoconducción en su estado. Uber estableció programas similares al que fue expulsado de San Francisco, en las ciudades de Tempe y Phoenix.

Los incidentes no se hicieron esperar. En Marzo de 2017 una camioneta Volvo XC90 modificada por Uber para autoconducirse causó un accidente a alta velocidad, también en la ciudad de Tempe, que terminó en el volcamiento de la camioneta y daños a vehículos múltiples. El auto estaba ocupado por dos ‘operadores de seguridad’ según los protocolos de Uber cuya presencia en la cabina no fue suficiente para evitar el accidente.


Al igual que el año anterior, Uber respondió al nuevo accidente con la suspensión de programas similares en las ciudades de Phoenix y Tempe, así como en Pittsburgh la ciudad donde Uber opera su laboratorio de desarrollo de tecnologías de conducción autónoma y robótica en el campus de la Universidad Carnegie Mellon.

El arrollamiento en Tempe no fue el primer accidente mortal que involucra a la conducción autónoma, pero si es el primero que causa la muerte de un peatón.

Loading
Cargando galería


Lea también:

Reacciona
Comparte