null: nullpx
Animales

Este agente canino tuvo un encuentro inesperado durante una persecución que lo dejó herido

El oficial K-9 Odin mostró su valentía en el terreno, cuando fue llamado a apoyar en la captura de un sospechoso de haber cometido varios crímenes y en el camino se enfrentó a un enemigo desconocido, que por poco lo hace perder la vista. No pudieron arrestar al sospechoso ni al atacante del perro.
23 Abr 2019 – 5:54 PM EDT

Odin, un pastor alemán agente K-9 del Departamento del Sheriff del condado Coos, en Oregon, fue llamado el sábado pasado para apoyar en la persecución de un sospechoso con varias órdenes de arresto. Durante esa misión se encontró con un enemigo inesperado que lo hirió: un puercoespín que lo atacó y le dejó enterradas más de 200 púas en su cara.

Este martes Odin se recuperaba del ataque y el Sheriff explicó que por suerte no va a perder la vista de su ojo izquierdo, que estaba en riesgo pues dos púas le quedaron clavadas justo en esa área.

El agente canino tuvo que ser sedado por más de dos horas para poderle remover las púas de su cara, incluyendo decenas incrustadas en su boca, según informó el capitán Gabe Fabrizio.

"Ese perro es súper motivado y tiene mucha energía. Eso no lo detuvo", aseguró Fabrizio. "Él es un buen chico".

Entre tanto, las autoridades indicaron que el sospechoso al que perseguían, Devin J. Wilson, de 29 años y residente de Bahía Coss, huyó a pie luego de haber sido visto por un agente en la costa central de Oregon y aún se mantiene prófugo.

Odin no pudo dar con Wilson en su labor de rastreo, pues en el camino se encontró con la criatura espinosa que lo mandó al hospital de animales.

El puercoespín tampoco fue capturado, añadió Fabrizio y bromeó: "Estamos poniendo boletines de 'se busca' mientras hablamos".



En fotos: Cómo miles de perros le han cambiado la vida a esta niña con un tumor cerebral incurable

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AnimalesPolicíaPersecuciones
Publicidad