null: nullpx
Transporte

Revés judicial para Uber: tendrá que cumplir las reglas de empresas de transporte en Europa

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentenció este miércoles que la compañía es una empresa de transporte y no una plataforma digital, por lo que las autoridades nacionales pueden exigirle licencias como las que se les requieren a los profesionales del taxi.
20 Dic 2017 – 12:06 PM EST

Uber ha sufrido uno de sus mayores reveses judiciales que podría cambiar de manera fundamental cómo funciona la empresa, al menos en Europa.

Y es que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sentenció este miércoles que Uber es una compañía de transporte y no una plataforma digital que puede quedar sujeta a regulaciones como otros operadores de taxis. El fallo también puede afectar a otras compañías de servicios similares a los de Uber.

Uber, una empresa estadounidense con sede en San Francisco, permite a los pasajeros pedir el servicio de traslado mediante una aplicación de teléfonos móviles.

La empresa defiende que ellos tan solo son una plataforma que pone en contacto gente con otras personas para desplazarse. De esta manera, los conductores de Uber no son considerados como verdaderos trabajadores de la compañía. Por ello, la compañía ha podido evitar las regulaciones destinadas a las empresas de transporte. Pero tras la decisión del TJEU ya no será así en Europa.

"El servicio proporcionado por Uber que conecta a particulares con conductores no profesionales está vinculado a un servicio de transporte, y, por lo tanto, ha de calificarse de servicio en el ámbito de los transportes, a efectos del Derecho de la Unión", dijo el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

"Por eso, los estados miembros pueden regular las condiciones para proporcionar ese servicio", agregó.

El dictamen se produce tras un recurso presentado por la asociación de taxis profesionales de Barcelona, que se quejó de que las actividades de Uber en España constituían prácticas engañosas y competencia desleal por el uso de conductores no calificados, un servicio llamadoUberPOP y que fue suspendido en el dicho país y en otras naciones desde entonces.

Economía colaborativa

Uber ha debido enfrentarse a reguladores, taxistas y firmas de transporte establecidas tras expandirse desde sus inicios en Sillicon Valley hasta convertirse en una empresa con una valorización de 68,000 millones de dólares.

Tras los numerosos litigios y los cambios dispuestos en su gerencia, recientemente adoptó un tono más conciliador bajo la dirección de su nuevo presidente ejecutivo, Dara Khosrowshahi.

El caso en la corte europea resulta clave porque se considera un indicador sobre cómo será regulada en el bloque la pujante economía basada en aplicaciones móviles y negocios colaborativos.

El tribunal TJUE dijo que Uber "ejerce una influencia decisiva sobre las condiciones bajo las cuales los conductores proveen sus servicios", ya que sin la aplicación móvil "las personas que desean realizar un traslado urbano no emplearían los servicios ofrecidos por estos conductores".

Es poco probable que la decisión tenga un impacto inmediato sobre las operaciones de Uberen Europa, donde ha reducido el uso de servicios sin licencia como UberPOP para adherirse a las normas de transporte locales.

Así, el portavoz de Uber España, Yury Fernández Castillo, indicó tras el fallo que la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE no tiene ya "ninguna implicación práctica" porque el modelo de negocio varió en 2016.

El portavoz de Uber declaró que el fallo "llega con un desfase de tres años", ya que responde a un requerimiento realizado en 2014 por un juez de Barcelona a instancias de una asociación profesional de taxistas en relación a un modelo de negocio que la empresa estadounidense cambió en marzo de 2016.

"La sentencia ahora no tiene ninguna implicación práctica para la operativa de Uber en España", afirmó Fernández Castillo en referencia a que la compañía funciona desde 2016 con un modelo de negocio basado en las licencias VTC, para vehículos con conductor.

Pese a ello, el portavoz de Uber tendió la mano al Estado español para "regular el servicio de Uber, pero sobre la base de los intereses generales y no sólo de algunos".

La lista negra de autopistas: diez carreteras de EEUU que deberían ser demolidas

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TransporteUberEuropa
Publicidad