null: nullpx

¿Por qué hay más víctimas de tiroteos conforme los días se hacen más calurosos?

Datos del 2013 al 2016 muestran claramente la tendencia de que entre junio y septiembre los muertos y heridos por balaceras en EEUU se incrementan. ¿A qué se debe ese fenómeno?
8 Abr 2017 – 5:10 PM EDT

El tiroteo que dejó hoy un muerto y dos heridos en Coral Gables, Miami, nos recuerda una cruda tendencia: conforme se acercan calor y los días soleados, EEUU ve crecer el número de víctimas y heridos por balaceras masivas.

Así lo demuestran las estadísticas del 2013 al 2016 de Mass Shooting Tracker analizadas por Univision Noticias.

En ese período, solamente en los cuatro meses de verano (junio, julio, agosto y septiembre) se concentraron el 40% de los heridos y fallecidos en balaceras en este país.

El mes en que las balas generan más daños humanos es setiembre, con un total 701 heridos y muertos. Y el más bajo es enero. Sin embargo, junio es el mes más mortal, con un saldo de 222 fallecidos por las balas.

La siguiente gráfica muestra claramente la tendencia:


¿Por qué pasa esto?


Este fenómeno lo reporta Univision desde el 2015. Si bien muchos tiroteos responden a crimen organizado y delincuencia común, en general la causa puede resumirse así: la mezcla de calor y más gente en las calles y zonas públicas dejan este resultado.

“La gente se pone agresiva cuando hay más calor. No hay clases y hay más personas ociosas, principalmente jóvenes. Hay más gente en el parque y en las canchas, hasta tarde y aumentan las posibilidades de conflictos”, explicó Carlos Canino, agente especial a cargo de la oficina de la Agencia de Tabaco y Armas de Fuego (ATF) en Miami.

“Desde mis años de experiencia, le puedo asegurar que en los veranos siempre hay más trabajo”, dijo Canino, quien también detalló que los autores de estos tiroteos son, en su mayoría, jóvenes de entre 17 y 24 años.

El sociólogo Dinur Blum, que estudia en la Universidad de California-Riverside, el fenómeno de los tiroteos masivos también coincide en el fenómeno de calor como un detonante.

“El clima sí es un factor. La gente se enoja por cosas más pequeñas. Es fácil que alguien enojado o con mucho estrés supere un nivel de agresividad y explote en muy poco tiempo”, dijo.

Blum contó que de 1,000 tiroteos que ha estudiado, 950 fueron provocados por hombres, la mayoría de entre 18 y 25 años. “Hemos notado que los atacantes masculinos, por lo general, responden a impulsos. Mientras que las pocas mujeres que estuvieron envueltas en este tipo de matanzas presentan un historial de estrés más largo y pasivo, hasta llegar a un punto máximo y explotan”, explicó.

Violencia y calor

La relación entre violencia y agresividad con la alta temperatura ambiental ha sido estudiada desde 1995 por el sicólogo estadounidense Craig Anderson.

En 2003, en su informe "Calor y Violencia", Anderson concluyó que el clima caliente aumenta los sentimientos de hostilidad y los pensamientos agresivos de las personas. También señaló que un mejor control de las altas temperaturas en prisiones, escuelas y lugares de trabajo podría reducir las agresiones en esos lugares.

La hipótesis de Blum y su colega de estudio, Christian Gonzalez Jaworski, es que el estrés y el aislamiento social son los principales detonantes de dichos tiroteos.

RELACIONADOS:TiroteosUnivision Data

Más contenido de tu interés