null: nullpx

Muere un policía y otro resulta herido tras una balacera en San Diego

Un sospechoso ya se encuentra detenido. Los dos agentes fueron trasladados a un hospital y solo uno sobrevivió. Se desconocen los motivos por los que comenzó el tiroteo.
29 Jul 2016 – 7:47 AM EDT

Un oficial de policía falleció y otro resultó herido tras un tiroteo registrado en la madrugada del viernes en la ciudad de San Diego (California), según anunciaron las autoridades.

La balacera, ocurrida hacia las 11:00 PM hora local, se produjo en un barrio del sureste de la ciudad. La policía de San Diego informó en su cuenta de Twitter que un sospechoso fue arrestado aunque no se descarta que haya más detenciones. También pidió a los residentes del área que permanecieran resguardados mientras inspeccionaba la zona.

Shelley Zimmerman, jefa del Departamento de Policía de San Diego, informó que los dos oficiales trataron de detener a un individuo -no se sabe si iba a pie o en un vehículo- y casi inmediatamente realizaron una llamada para solicitar ayuda.

El oficial fallecido fue identificado como Jonathan DeGuzman, padre de dos hijos y quien llevaba 16 años trabajando en con la policía. Su compañero herido es Wade Irwin, con nueve años en el cuerpo policial.


Hasta el momento, se desconocen los motivos por los que se produjo el tiroteo. Zimmerman dijo en una conferencia que aún no se desconoce si los agentes fueron víctimas de una emboscada aunque informó que ambos estaban equipados con cámaras en sus uniformes.

"Otros oficiales estaban en el barrio. Llegaron inmediatamente al lugar y encontraron a nuestros dos oficiales heridos de bala", informó Zimmerman. Ambos fueron llevados a un centro hospitalario donde DeGuzman perdió la vida debido a los disparos que recibió en la parte superior del pecho.

El segundo oficial herido fue intervenido quirúrgicamente. El Departamento de policía tuiteó posteriormente que "se espera que sobreviva".

El sospechoso detenido fue descrito como un "hombre hispano adulto", que fue arrestado cerca del lugar donde se produjo el tiroteo. Al igual que los agentes, tuvo que ser trasladado al hospital por una herida.

Esta nueva muerte de un agente se produce tras el fallecimiento de varios policías en Dallas, Louisiana y Baton Rouge, que ha llevado incluso a que el tema sea abordado en las convenciones de los partidos recientemente celebradas.


RELACIONADOS:TiroteosEstados UnidosCalifornia

Más contenido de tu interés