"Fue mi esposa por 32 años y murió en mis brazos": estas son las víctimas que dejó el tiroteo en Las Vegas

La frase es del sobreviviente Tony Burditus, quien se encontraba junto a su esposa Denise en el concierto el domingo por la noche. Hasta el momento se contabilizan 59 muertos y por lo menos 527 heridos. Estas son otras de las historias que se comienzan a conocer.
3 Oct 2017 – 8:01 PM EDT

Comienzan a conocerse los nombres de los fallecidos y heridos que dejó el tiroteo perpetrado este domingo por la noche por Stephen Paddock, el principal sospechoso de la masacre que dejó al menos 59 muertos y 527 heridos, algunos de extrema gravedad. Se trata de la mayor masacre de la historia de Estados Unidos.

Estas son sus historias:


  • Denise Burditus

"Me entristece informar que perdí a quien fue mi esposa por 32 años y madre de dos hijos, quien estaba cerca de convertirse en abuela, esta noche en el tiroteo de Las Vegas. Denise murió en mis brazos, te amo", escribió su esposo Tony, quien apenas momentos antes había posteado una fotografía de ambos en el Route 91 Harvest Festival, con el hotel Mandalay Bay de fondo. Ella también publicó un retrato en su cuenta de Twitter (abajo). Ambos vivían en West Virginia.

  • Angela Gomez

También conocida como Angie, tenía 20 años. Viajó desde el sur de California para asistir al concierto con su novio de la secundaria y brindar por el nuevo trabajo que había conseguido como asistente de enfermería. La información fue confirmada por el amigo de la familia, Tyler Smith, al diario The Washington Post . Recibió tres disparos: uno en el hombro y dos en su brazo. Por más que el joven intentó sacarla del lugar cuanto antes, con la ayuda de algunos extraños, fue imposible trasladarla al hospital a tiempo. "Era una niña feliz de corazón y espíritu cariñoso", se lee en la cuenta de GoFundM e creada este lunes.


  • Sonny Melton

Este enfermero de 29 años vivía y trabajaba en Tennessee. Salvó la vida de su esposa antes de salvar la suya: "Me agarró por detrás y comenzó a correr cuando sentí que le dispararon", le dijo su esposa Heather Melton al diario USA Today. "Me salvó la vida". La pareja se casó en junio de 2016. "Quiero que todo el mundo sepa que tenía un gran corazón, que era un hombre muy amoroso, pero en este punto apenas puedo respirar, aseguró. El Henry County Medical Center, donde ambos trabajaban, publicó un comunicado lamentando lo ocurrido.


  • Susan Smith

Trabajaba como manager en la Vista Elementary School en Simi Valley, California. Era una fanática de la música country, madre de dos hijos, y acudió al festival con dos amistades del distrito escolar. "Era una excelente mujer, una defensora de nuestros niños y una amiga", se lee en la publicación en la página de Facebook de la escuela.


  • Sandra Casey

Fue profesora de educación especial en la Escuela Intermedia Manhattan Beach durante nueve años. A principios de abril, su novio Christopher Willemse le había pedido matrimonio. En un comunicado, el Distrito Escolar Unificado de Manhattan Beach dijo que Sandy era amada por los estudiantes y colegas por igual y será recordada por su sentido del humor, su pasión por su trabajo, su devoción a sus estudiantes, y su compromiso de continuar su propio aprendizaje y de asumir cualquier nuevo proyecto que se le presenten.


  • Christopher Roybal

Fue un hispano de 28 años que regresó ileso de Afganistán tras prestar servicio durante cinco en la Marina estadounidense. "Estuvo en combate y regresó sin heridas, y vino a un concierto y murió", dijo a Univision Noticias consternada la madre de Roybal, Debbie Allan, afuera del Centro de Convenciones de Las Vegas, donde la tarde de este lunes le confirmaron el fallecimiento de su hijo. Vivía en Denver, Colorado, estaba próximo a cumplir años y para celebrar había asistido al concierto de música country Route 91 Harvest Festival, que se llevaba a cabo frente al hotel y casino Mandalay Bay. Allí también estaba su mamá.


  • Charleston Hartfield

Era policía de Las Vegas, miembro de los Servicios Armados, padre y entrenador de fútbol juvenil, según contaron sus amigos y familiares. Charleston estaba fuera de servicio cuando asistía al festival Route 91 Harvest, uno de los muchos agentes de policía que acudieron al concierto de música country. Hartfield publicó una foto del concierto en Facebook antes de que estallaran los disparos. A medida que se difundían las noticias de la masacre, sus amigos comenzaron a publicar en la página de Hartfield, instándolo a hacerles saber que estaba bien. Él nunca respondió.

  • Adrian Murfitt

Un comerciante de 35 años de Anchorage dedicado a la pesca, fue al festival de música country en Las Vegas como una forma de celebrar una una exitosa temporada en la costa de Alaska, dice USA Today. Su hermana Shannon Gothard lo recuerda como un hombre de risa amplia, jovial y tonta, que siempre intentaba hacer lo correcto y tenía un gran corazón. Murfitt estaba cerca del escenario cuando fue baleado letalmente en el cuello. Gothard dijo que la familia se tambaleó al conocer la noticia del fatal tiroteo en Las Vegas y el fallecimiento de Adrian.

  • Jordan McIldoon

Este joven canadiense de 23 años acudió al festival de música country con su novia, Amber. Sus padres dijeron que tenía planeado volver a casa el lunes por la noche. Fueron ellos los encargados de confirmar el fallecimiento: "Era nuestro único hijo, simplemente no sabemos qué hacer". Según la radio pública canadiense CBC, Amber logró escapar y refugiarse en el sótano del hotel Tropicana. La emisora recoge el relato de Heather Gooze, una camarera que acompañó al joven en sus últimos momentos y no le abandonó hasta que se puso en contacto con su familia en Canadá y su novia.

Amber publicó una foto de ambos en Instagram con un mensaje en la que asegura que tenían planes para casarse. “Estarás por siempre en mi corazón, hasta el final. Siempre serás mi amor”.


  • Jessica Klymchuk

La también canadiense Jessica Klymchuk, de 34 años y madre de cuatro, engrosa la lista de los fallecidos. Según informa la cadena canadiense CBC, era asistente educational, bibliotecaria y conductora de autobús para los alumnos del colegio St. Stephen's School en Valleyview.


  • Lisa Romero-Muniz

Empleada del Sistema escolar de Nuevo México, de 48 años, era madre, esposa y abuela. Trabajaba en la escuela Hiroshi Miyamura High School (MHS) y fue recordada como una persona “increíblemente cariñosa y amiga auténtica, mentora y defensora de los estudiantes en muchas de las escuelas en las que trabajó”, señaló el superintendente interino Mike Hyatt en una rueda de prensa. El sistema de escuelas públicas del distrito de Gallup-McKinley County al que pertenecía el centro en el que trabajaba emitió un comunicado de pésame y convocó a una vigilia en la que recordaron con lágrimas y también alguna sonrisa las anécdotas que compartieron con Romero-Muniz. "La echaremos realmente de menos", indican en un mensaje en Facebook.

Image


  • Melissa Ramirez

Su familia comenzó un agónico viaje desde California al enterarse del tiroteo en el lugar donde se encontraba esta graduada de la Universidad del Estado de California en Bakersfield, de 28 años. Pero, a medio camino, recibieron una llamada de una amiga en la que confirmaba que la joven se encontraba entre las víctimas mortales, según el medio digital Heav y. Era una joven alegre y positiva, según dijo un primo de la víctima a BuzzFeed era “la persona en la familia que todo el mundo tenía ganas de ver”.


  • Neysa Tonks

"Una gran madre, colega y amiga", así la recordaba Technologent, la compañía de software informático para la que trabajaba en un comunicado en el que lamenta la pérdida de su empleada. "Neysa trajo mucha alegría, diversión y risas a Technologent, la echaremos todos mucho de menos". Tonks, de 46 años, vivía en Las Vegas, aunque se crió en el estado de Utah, donde tiene muchos familiares. Era madre de tres hijos, Kaden, Braxton y Greysen, y se ha abierto, como en el caso de muchas otras víctimas, una cuenta en la platafoma GoFundMe para recaudar dinero.

  • Quinton Robbins

Entre las víctimas también se encuentra Quinton Robbins, un estudiante de la Universidad de Nevada-Las Vegas, de 20 años. Su tía publicó un mensaje en el que se refiere a él como la persona "más amable y amorosa". "Todo el mundo que le conocía, le quería", asegura Kilee Wells Sanders, quien recuerda "su sonrisa y su risa contagiosa".


  • Bailey Schweitze

Con una ceremonia quisieron recordar a Bailey Schweitze, de 20 años, de Bailey (California) cuya familia es conocida por ser propietarios del circuito de autos Bakersfield Speedway en California. Según indicó un miembro de la familia a la cadena local 23ABC que sus padres viajaron a Las Vegas en cuanto supieron del tiroteo.

  • Rachel Parker

Un portavoz del Departamento de Policía Manhattan Beach en California confirmó la muerte de Rachel Parker, de 33 años, quien falleció en un hospital de Las Vegas a consecuencia de las heridas recibidas en el tiroteo. Parker llevaba 10 años trabajando para ese departamento, según confirmó una portavoz Kristie Colombo, quien señaló que otro oficial de ese departamento que no identificó también recibió impactos de bala pero sufrió heridas menores, informa Las Vegas Review Journal.

  • Rhonda LeRocque

Amigos y familiares ofrecieron condolencias en las redes sociales por Rhonda LeRocque, de 42 años y residente en el estado de Massachusetts, que se encontraba en el fatídico concierto con su esposo Jason, su hija y su suegro. Según contó su madre a la cadena local WCVB, LeRocque estaba de pie junto a su marido cuando fue asesinada. El esposo pensó que se había agachado pera protegerse de los disparos que se escucaban, pero no fue así. "Esto no tienen sentido. Ella no merecía eso", declaró la madre. "Mi corazón está roto. Estoy mutilada, me siento paralizada. Esto no parece real", escribió su hermana Korina Champagne en un mensaje en Facebook.

  • Carrie Barnette

Entre las víctimas también está Carrie Barnette, de 34 años, empleada de Disneyland en Anaheim (California). El CEO de Disney Robert Iger lamentó su trágica muerte en un “acto horrible y sin sentido, en el que murió mucha gente”.

  • John Phippen

Residente de Santa Clarita se encontraba en el concierto con su hijo Travis, quien es paramédico ayudó a 14 personas, pero no pudo hacer nada por salvar la vida de su padre.

  • Jenny Parks

Descrita como una "dulce mujer y una buena madre", la profesora de educación infantil Jenny Parks, estaba casada y era madre de dos hijos. Se encontraba en el concierto con su esposo Bobby, quien resultó herido en un brazo pero sobrevivió. "Eran novios desde el high school", señaló el tío del esposo Steven McCarthy, en declaraciones recogidas por People. "Cuando conocimos a Jenny nos encató a todos", agregó McCarthy, quien destacó el sentido del humor y la inteligencia de Parks.

En fotos: Escenas de terror en el ataque durante un concierto en Las Vegas

Loading
Cargando galería
Publicidad