null: nullpx
El Paso

La silla que unió a dos familias tras el tiroteo en el Walmart de El Paso

Una silla destinada a un niño mexicano con espina bífida salvó a un adulto mayor en el tiroteo de Walmart. A través de las redes sociales los familiares del hombre buscaron al verdadero dueño de la silla hasta encontrarlo y darle las gracias.
8 Ago 2019 – 2:03 AM EDT

La frontera entre El Paso, Texas y Ciudad Juárez, Chihuahua, une dos naciones. Un Walmart ubicado en el lado este de la ciudad de El Paso fue protagonista de una de las masacres más sangrientas de los últimos años en Estados Unidos. Una silla destinada a un niño mexicano con espina bífida salvó a un adulto mayor de morir en medio del tiroteo.

Ángel Tadeo Olivas llevaba menos de 24 horas con su nueva silla de ruedas, elaborada especialmente para él. Aunque el precio era mayor, su familia logró un descuento y pagó cerca de 800 dólares que ahorró para lograr que Ángel alcanzara su sueño, ser jugador de baloncesto.

Josué Olivas Portillo, el padre de Ángel, había manejado por más de 12 horas, desde Durango hasta El Paso, para adquirir la silla. Esa mañana del sábado, Ángel y su familia se detuvieron en la tienda Walmart, de la misma manera que lo hacen con frecuencia cientos de familias mexicanas que cruzan el puente internacional para comprar algunos artículos y ropa con descuento.

Tan solo en un fin de semana, el Walmart que se encuentra frente al Mall Cielo Vista de El Paso, recibe más de 65,000 clientes cuando en promedio otras tiendas de su tipo reúnen 14,000. La mayoría de su personal es bilingüe y se puede encontrar desde chiles, tortillas y hasta camisetas de la selección mexicana de fútbol.

Al interior de la tienda hay un McDonald's. En una de sus mesas se sentó la familia. Fue entonces cuando se escuchó el sonido del primer tiroteo. Un joven blanco de 21 años había entrado armado al establecimiento, disparando. Los clientes y el personal comenzaron a correr por los pasillos.

El señor Olivas se levantó de aquella mesa para proteger a su familia. Ángel, que tiene 9 años, fue tomado por su padre para cargarlo y huir de aquella escena de terror. La silla se quedó ahí, en medio de los gritos y las balas.

Pero allí estaba también otro hombre, que había cumplido 72 años el pasado martes y que se lanzó al piso para cubrirse del tiroteo. Era José Luis Gutiérrez, a quién un grupo de personas le colocaron esa silla de ruedas como escudo.

Un total de 22 personas murieron la mañana del sábado, 26 más resultaron heridas. Ha sido catalogado como el ataque con armas de fuego más letal en lo que va del año de EEUU. El informe de la policía de El Paso, señala que el atacante fue arrestado sin resistencia.

Gutiérrez, quien tiene dificultades para caminar, fue auxiliado por la policía. Pasaron poco más de dos horas después del tiroteo cuando fue llevado con su familia.

Después de escuchar que tocaron la puerta, Lorena Pacheco recibió a su cuñado de manera sorprendida ya que entró sentado en aquella silla de ruedas color negro. La policía le aclaró que Gutiérrez se encontraba bien aunque seguía un poco nervioso y confundido. Al calmarse, el hombre le contó a Lorena y a su hermana la historia que vivió en aquella tienda de autoservicio.

Al escuchar la forma en que Gutiérrez salvó su vida durante el tiroteo, Lorena pensó en quién sería el dueño de esa silla de ruedas que salvó a su cuñado. Ella tomó una fotografía, escribió un pequeño post en Facebook y decidió emprender la búsqueda de esa persona que perdió su silla de ruedas en aquel Walmart.

Ángel y su familia regresaron ese mismo sábado a la ciudad de Durango. Huyeron del centro comercial y viajaron más de 680 millas hasta su hogar pero sin la silla de ruedas que le permitiría tener una mayor movilidad.

La búsqueda

A los pocos minutos de haber puesto el post en Facebook, Lorena comenzó a recibir comentarios sobre la silla. Dona Thomas quién vio la historia en la televisión le escribió para que llamará al número de BEK Medical. Philip Dina también escribió a Lorena para que contactara a Dora Williams, responsable del establecimiento, para dar con el paradero del niño que había dejado la silla en el centro comercial, pues era evidente que la silla no era de un adulto. Fue entonces que Lorena se puso en contacto con Williams y algo nuevo sucedió.

Los "ángeles" de Ángel

Después del tiroteo, el equipo de Despierta América se enteró de la historia de Lorena, quién buscaba al niño que había extraviado la silla.

Astrid Rivera, es productora del programa y Satcha Pretto, la conductora de la emisión se encontraban en El Paso en la cobertura del tiroteo y decidieron ir a la casa de Lorena. Al llegar, no vieron a nadie, así que miraron por el marco de cristal de la puerta principal. Después de comparar la fotografía que Lorena había puesto en Facebook con el suelo del lugar Rivera gritó emocionada: "encontramos la silla".


Rivera y Pretto esperaron un poco más afuera de la casa pero nadie llegó. Pretto escribió una nota y la colocó debajo de la puerta para que Lorena las contactara.

Una hora y media después, Lorena vio el recado y llamó al número. El equipo de Despierta América regresó a su hogar con la firme idea de contribuir para que Lorena lograra su objetivo de encontrar a Ángel, el dueño de la silla.

Tragedia que une fronteras

En El Paso los niños y jóvenes cruzan todos los días la frontera para ir a la escuela, algunos más lo hacen por trabajo, otros van a hacer compras y algunos se quedan allí, persiguiendo un sueño.

Hoy las personas que logran acercarse a Walmart van con cámaras en las manos, dejan flores, velas y hasta osos de peluche en la barrera de aluminio que se ha improvisado como un altar para las víctimas.

Tras la tragedia, El Paso se ha convertido en una especie de gran reunión de familias donde Lorena y su equipo de "ángeles" enviarán hasta Durango, como una forma de agradecimiento, la silla que el sábado Ángel y su familia dejaron en Cielo Vista, esperando que el niño consiga su sueño de ser un gran jugador de baloncesto.

Jóvenes, abuelos, padres y madres: Estas son las víctimas mortales del tiroteo en un Walmart en El Paso

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés