null: nullpx
Tiroteo en El Paso

Una marcha contra el racismo y el odio recorre El Paso a una semana de la masacre en Walmart

La víspera se supo oficialmente que el joven acusado por el tiroteo confesó a la policía que su objetivo era matar “mexicanos”, por lo que el caso está siendo tratado como un crimen de odio.
10 Ago 2019 – 3:44 PM EDT

Una marcha se realizó este sábado en El Paso, Texas, para protestar contra el supremacismo blanco y el odio hacia la comunidad latina, cuando se cumple una semana del tiroteo en un Walmart que dejó 22 muertos y otras 24 personas heridas.

La protesta tiene lugar un día después de que se supiera oficialmente que el hombre acusado de ser autor de la masacre, un hombre de 21 años, confesara a la policía que su objetivo ese día era matar “mexicanos”.

Patrick Crusius condujo casi diez horas, desde la ciudad de Allen hasta el Walmart de El Paso, un lugar muy frecuentado por mexicanos que cruzan la frontera para hacer sus compras allí. Presuntamente había publicado un manifiesto en internet en el que justifica el ataque como una “respuesta a la invasión hispana de Texas”.


"Es un momento muy trágico y emocionante para nosotros aquí en Estados Unidos y en El Paso. El racismo, la supremacía blanca y el fanatismo no tienen cabida en nuestras comunidades. ¡Ya basta!", exclamó Domingo García, presidente de La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC), qué convocó a la manifestación de este sábado, bajo el nombre de "Marcha por unos Estados Unidos unidos".

"LULAC considera el tiroteo un ataque terrorista interno contra los latinos y culpa al presidente Donald Trump por alimentar deliberadamente a la violencia de la supremacía blanca y antiinmigrante", declaró la organización en un comunicado.


Otros colectivos latinos y personalidades se sumaron a la protesta, como el candidato a las primarias demócratas Beto O’Rourke, quien celebró que la comunidad se haya mantenido unida después del atentado.

"Todos nosotros hemos decidido levantarnos y demostrar al mundo quiénes somos y que el odio no tiene cabida aquí", dijo O’Rourke, quien nació en El Paso y fue representante en el Congreso por el distrito que incluye a la ciudad.

El demócrata también hizo énfasis en los importantes lazos que unen a El Paso con su ciudad vecina al otro lado de la frontera, Ciudad Juárez.

En una rueda de prensa transmitida por LULAC, José Rodríguez, senador del estado de Texas, explicó que está trabajando para presentar medidas en el Congreso estatal para restringir el acceso a las armas y castigar las manifestaciones de odio y racismo.

"Estamos aquí para honrar la memoria de los fallecidos, para dar fuerza a los heridos que aún están en los hospitales y ss familiares, pero también para denunciar que esto no puede volver a suceder", destacó Rodríguez.

Ocho de los 22 muertos en el tiroteo de hace una semana en El Paso eran mexicanos. El canciller de ese país, Marcelo Ebrard, ha dicho que su gobierno está estudiando solicitar a Estados Unidos la extradición del responsable, para lo cual autoridades de ambas partes se reunirán en Ciudad México el próximo martes.

El colorido altar colectivo en honor a las víctimas de El Paso: tradición de México en una ciudad de EEUU (fotos)

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés