null: nullpx

En estado crítico el congresista Scalise por disparos de un anti-Trumpista a republicanos cerca de Washington DC

Scalise sufrió heridas internas y hemorragia severa, según un reporte del hospital en la noche del miércoles. Informa que necesitará nuevas operaciones tras el disparo de James T. Hodgkinson. El presidente Trump lo visitó y pidió rezar por él.
14 Jun 2017 – 7:57 AM EDT

El congresista republicano Steve Scalise sigue en estado crítico y necesitará nuevas intervenciones quirúrgicas tras el disparo que recibió en la mañana del miércoles, según informó en el último reporte sobre las 9 p.m. el hospital donde fue ingresado.

Un tiroteo durante un juego en un campo de béisbol en Alexandria, cerca de Washington DC, dejó cinco personas heridas, entre ellas Scalise, uno de los líderes de la bancada en la Cámara de Representantes. El presunto atacante James T. Hodgkinson, de 66 años de edad, murió tras el tiroteo con la policía.

Scalise, de 51 años y representante de Louisiana desde 2008, fue operado en el hospital MedStar de Washington DC tras ser herido en la cadera izquierda de un solo disparo de rifle.

"El congresista Steve Scalise recibió un solo tiro de rifle en la cadera izquierda. La bala atravesó su pelvis, fracturando los huesos, lesionando los órganos internos y causando sangrado severo", dijo MedStar en su comunicado de la noche. "Se le sometió a una cirugía inmediata y un procedimiento adicional para detener la hemorragia. Ha recibido múltiples unidades de transfusión de sangre. Su condición es crítica, y requerirá operaciones adicionales. Proporcionaremos actualizaciones periódicas. "

El presidente Donald Trump y la primera dama Melania visitaron a Scalise en la noche. La Casa Blanca informó que llevaron flores al congresista. En Twitter el presidente publicó un mensaje de ánimo en el que informaba de su impresión tras ver a Scalise.

"Acabo de dejar el hospital, el rep. Steve Scalise, una de las grandes personas de verdad, está en un estado muy delicado, pero es un luchador de verdad. Recemos por Steve!", tuiteó.



Dos miembros del Departamento de Seguridad del Capitolio que protegían a Scalise resultaron heridos mientras intercambiaban fuego con el pistolero. Los otros dos heridos son Zachary Barth, asesor del congresista Roger Williams (R-TX) y Matt Mika, un lobista. Este último permanece en estado grave con una herida de bala en el pecho; los otros tres sufrieron heridas leves.

En un comunicado, el senador Bernie Sanders indicó que el agresor "aparentemente trabajó" para su campaña en las primarias demócratas.

"Estoy disgustado por este acto despreciable. Permítanme ser tan claro como puedo ser - la violencia de cualquier tipo es inaceptable en nuestra sociedad, y condeno esta acción en los términos más fuertes posibles. El cambio real sólo puede darse a través de la acción no violenta, y cualquier otra cosa va en contra de nuestros valores estadounidenses más profundamente arraigados", dijo Sanders.

El FBI está analizando sus redes sociales, donde escribió mensajes contra el presidente Trump.


El juego de pelota había iniciado hacia las 6:30 am en el Eugene Simpson Stadium Park como último entrenamiento para un enfrentamiento entre demócratas y republicanos este jueves en el Nationals Park, en Washington DC. El tiroteo comenzó poco después de las 7:00 de la mañana. Se desconocen los motivos del agresor.


El congresista de Florida Ron DeSantis sostuvo que una persona se acercó a él y le preguntó quiénes eran los jugadores y se interesó por su postura política. En una entrevista en Fox News dijo que "cuando iba a meterme en mi auto con uno de mis colegas... un tipo se acercó y preguntó si eran republicanos o demócratas los que jugaban". DeSantis añadió que al poco tiempo desapareció y se dirigió hacia la zona donde ocurrió el tiroteo. Afirmó que esta persona no tenía ningún arma con él.


"Un gran boom"

Mo Brooks, congresista republicano que se encontraba en el lugar del incidente, contó a CNN lo sucedido: "Sentí como que fue una eternidad". Al menos dos policías o agentes secretos resultaron heridos, según Brooks.

"Escuché un gran 'boom' y mire alrededor y detrás de la tercera base... Veo un rifle, y veo un poco... un cuerpo y luego otro. Y escucho otro 'boom' y me doy cuenta de que hay aún una persona disparando. Al mismo tiempo veo a Steve Scalise en la segunda base gritando. Le habían disparado", contó a la televisión Brooks.

El departamento de policía de Virginia indicó en su cuenta que se dirigieron a la escena tras los reportes de un atacante y pidió alejarse de la zona.

Trump llama a la unidad

En la tarde, Trump calificó lo sucedido como un asalto "muy, muy, muy brutal" durante una alocución desde la Casa Blanca.

“Podemos tener nuestras diferencias, pero hacemos bien en recordar en tiempos como éste que todos los que prestan servicio en nuestra ciudad capital están aquí, sobre todo, por amor al país. Todos podemos estar de acuerdo en que estamos bendecidos por ser estadounidenses. Somos más fuertes cuando estamos unidos y cuando trabajamos juntos por el bien común”, dijo Trump.

El presidente calificó a Scalise como un "verdadero amigo y un patriota" e indicó que, pese a haber sido "gravemente herido", se va a "recuperar completamente".

Debido al tiroteo, Trump suspendió un acto que tenía esta tarde y las votaciones previstas en la Cámara de Representantes también fueron canceladas.

Poco después, el presidente de la Cámara, Paul Ryan, indicó que "estamos unidos en nuestra conmoción" y que "un ataque a uno de nosotros es un ataque contra todos".


El debate de las armas


Tras el tiroteo, numerosos políticos –tanto demócratas como republicanos– mostraron su apoyo a las víctimas. Sin embargo, el tema de las armas comenzó nuevamente a dividir a republicanos y demócratas.

Entre los partidarios de leyes más restrictivas para poder acceder a las armas estuvo Terry McAuliffe, gobernador demócrata del estado de Virginia. "Esto no es sobre lo que ha pasado hoy, sino que tenemos demasiadas armas en la calle", dijo McAuliffe en una rueda de prensa.

Durante su declaración, el presidente Trump evitó citar el tema de las armas, al contrario que su predecesor, Barack Obama, quien llamó al Congreso en numerosas ocasiones a un mayor control.


FOTOS: Tiroteo en parque de béisbol cerca de Washington DC

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés