Conmoción en Reino Unido por la muerte a tiros de la parlamentaria Jo Cox

El incidente ocurre en medio de una acalorada campaña en todo Reino Unido previa al referendo que va a decidir si el país permanece en la Unión Europea.
16 Jun 2016 – 1:02 PM EDT

La parlamentaria laborista británica Jo Cox murió tras ser atacada a tiros y con un puñal por un sujeto de 52 años en el distrito que representa.

"Hoy a las 12:52 pm (la policía) respondió a un incidente en Market Street, donde una mujer de 40 años sufrió serias heridas y se encuentra en condición crítica", dijo la policía en un comunicado apenas ocurrió el incidente.

Cox fue atacada fuera de una biblioteca en el pueblo de Birstall, en su circunscripción al norte de Inglaterra, tras una reunión pública con sus electores. Aparentemente sufrió heridas de bala y, según testigos, también de puñal.

Otras dos personas también fueron heridas en el ataque que perpetró el hombre de 52 años de nombre Tommy Mair. Según sus vecinos, se trata de un jardinero.

Un testigo citado por la BBC, Clarke Rothwell, propietario de un café cercano, dijo que el agresor disparó primero tres veces a la mujer y luego la apuñaló unas seis veces.

Uno de sus colegas laboristas, Mike Gapes, la describió como una estrella naciente en su partido.

Cox era una de las partidarias de que Reino Unido permanezca en la Unión Europea. Según medios, el atacante gritó "¡el Reino Unido primero!", pero la policía no confirmó esta información.

Aunque fue trasladada en un helicóptero-ambulancia a un hospital de la cercana ciudad de Leeds, murió poco después del ataque.

Sin campaña

Britain First, un partido político nacionalista, dio a conocer un comunicado negando cualquier conexión con el suceso.


Esto se debe al contexto en el que ocurrió el hecho: una agresiva campaña política muy polarizada en torno al inminente referendo que este 23 de junio decidirá si Reino Unido permanece en la Unión Europea.

Justo por lo ocurrido, la campaña por el referendo se suspendió solo por este jueves, a siete días de la consulta.

"La muerte de Jo Cox es una tragedia. Era una parlamentaria atenta y comprometida. Mis pensamientos están con su esposo Brendan y sus dos pequeños hijos", tuiteó poco después de conocerse su muerte, el primer ministro David Cameron.

Por su parte, su esposo, Brendan Cox, pidió "luchar contra el odio que mató a Jo", dijo. "El odio (...) es venenoso", agregó.

RELACIONADOS:TiroteosReino Unido

Más contenido de tu interés