null: nullpx
Terrorismo

Sangriento atentado contra una manifestación pacífica en Kabul es reivindicado por Estado Islámico

Hasta el momento, las autoridades calculan que al menos 80 personas han muerto y más de 200 resultaron heridas.
23 Jul 2016 – 1:06 PM EDT

Al menos 80 personas fallecieron este sábado tras un doble atentado suicida contra una manifestación pacífica de la minoría chiita hazara en Kabul y que ya se ha atribuido la organización terrorista Estado Islámico (ISIS), informaron autoridades.

"80 personas murieron como mártires y 231 resultaron heridas", informó en un comunicado el ministerio de Interior afgano.


A través de su agencia de prensa Amaq, el grupo terrorista dijo que " dos combatientes de ISIS detonaron sus cinturones explosivos en una concentración chiita en el barrio Dehmazang".

Los servicios de inteligencia afganos (NDS) señalaron que fueron tres los asaltantes que participaron en el ataque, pero que "solo uno tuvo éxito". "El primero detonó sus explosivos; el segundo lo logró parcialmente, pero la explosión lo mató, y los agentes del NDS mataron al tercero", precisó una fuente a la agencia AFP.

El atentado ocurrió al final de una protesta pacífica en la que cientos de manifestantes exigían el suministro de electricidad para la provincia de Bamiyán (centro), una empobrecida zona del país, donde vive buena parte de la comunidad hazara.

Un fotógrafo de AFP aseguró que en el lugar se vivían escenas de terror, pues quedaron cuerpos desmembrados y mucha sangre regada en las calles. En distintas imágenes puede verse cómo han sido arrimadas en pilas las prendas perdidas de los manifestantes, entre zapatos, sombreros, carteras y turbantes.

La seguridad en Afganistán, un país de mayoría sunita, se ha deteriorado en los últimos meses con la partida de buena parte de las tropas extranjeras. La situación obligó al presidente Barack Obama a cambiar su planificación y anunciar el mantenimiento de más de ocho mil soldados en el país, en lugar de los 5,500 que en principio estaban previstos.

El atentado ocurre un mes después de que Estado Islámico atacara un convoy de reclutas de la policía, dejando unos 30 muertos y cerca de 80 heridos.

La condena de la ONU

El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon el secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), dijo que "este despreciable crimen tuvo como objetivo ciudadanos que pacíficamente ejercían sus derechos humanos fundamentales".

Envió también el pésame a las familias de las victimas y expresó su solidaridad al pueblo de Afganistán.

RELACIONADOS:TerrorismoISISAfganistán
Publicidad