null: nullpx
Terrorismo

Desmantelan plan que buscaba destruir un avión de pasajeros con una Barbie-bomba

Cuatro hermanos de nacionalidad australiana-libanesa planificaron el ataque que buscaba destruir en pleno vuelo un avión de la línea de pasajeros emiratí Etihad Airways
21 Ago 2017 – 7:28 PM EDT

Las autoridades de Líbano aseguran que ayudaron a desmantelar un plan terrorista que buscaba destruir un avión de pasajeros con bombas escondidas en muñecas Barbie y en máquinas trituradoras de carne.

El ministro del Interior libanés, Nohad Machnouk, detalló este lunes que un sujeto identificado como Amer Khayat planeaba detonar un explosivo casero en un vuelo que cubría la ruta entre Sydney y Abu Dhabi con 400 pasajeros a bordo.

Según el funcionario, el plan fue desmantellado luego de que el equipaje que llevaba las bombas fue retenido por sobrepeso. Cuatro sujetos, todos hermanos, están acusados de haber preparado el ataque fallido el pasado mes de julio.

Todos tienen doble nacionalidad australiana-libanesa y fueron acusados de "preparar o planear un ataque terrorista". Khaled Khayat, de 49 años, y Mahmoud Khayat, de 32, están arrestados en Australia. Un tercero, Amer Khayat está detenido en Líbano y el cuarto, Tarek Khayat, es miembro de Estado Islámico (EI, también conocido como ISIS) y vive en la ciudad siria de Raqqa.

Ataque suicida

El ministro libanés agregó que Amer sería el responsable de detonar la bomba en pleno vuelo en lo que hubiese sido un ataque suicida.

"La operación fue desmantelada por el sobrepeso" en el equipaje de mano de Amer Khayat al momento de chequearse en el mostrador de la línea aérea que viajaba desde el Aeropuerto Internacional de Sydney, según dijo el ministro.

Se cree que el avión de pasajeros donde ocurriría la explosión pertenece a la línea aérea emiratí Etihad Airways que terminó viajando sin incidentes desde la ciudad australiana el pasado 15 de julio.

Según la Policía Federal Australiana se trata de uno de los "más sofisticados planes nunca antes intentado sobre suelo australiano". Amer Khayat tenía la intención de detonar el artefacto explosivo 20 minutos después de que hubiese despegado el avión.

Los componentes de la bomba fueron enviados por el grupo extremista Estado Islámico (EI, también conocido como ISIS) vía carga marítima a los sospechosos en Australia.

En fotos: La mirada de los asesinos más crueles del último siglo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TerrorismoLíbanoMundo
Publicidad