null: nullpx

La nave más grande del mundo comenzará a surcar los cielos

Contamina hasta un 70% menos que los aviones convencionales y puede volar sin repostar durante cinco días seguidos.
9 Mar 2016 – 12:04 PM EST


El dirigible pasó a la historia el 6 de mayo de 1937 con el accidente del Hindenburg, que costó la vida a 36 personas.

Desde ese momento el dirigible quedó olvidado como medio seguro de transporte. Y si bien es cierto que a veces los hemos vuelto a ver, ha sido más con propósitos publicitarios y básicamente sin tripulación.

Pero el dirigible, o algo muy parecido, vuelve. Se llama Airlander 10 y con 92 metros de eslora está considerada la aeronave más grande del mundo.

Aunque de momento es solo un prototipo, ya está lista para realizar sus primeros vuelos de prueba a lo largo de las próximas semanas. Puede volar sin repostar durante cinco días seguidos y, en un futuro muy próximo, podría llevarnos de safari y embarcarnos en vuelos de recreo.

Esta mezcla de aeroplano, dirigible y helicóptero despegará próximamente desde los hangares de la empresa británica Hybrid Air Vehicles (HAV) para transportar hasta diez toneladas de carga y contaminar hasta un 70% menos que los aviones convencionales.

Fabricada con fibra de carbono y rellena de gas helio, la silenciosa Airlander 10 podrá surcar los cielos durante cinco días seguidos sin necesidad de repostar y tendrá capacidad de aterrizar sobre casi cualquier superficie.

Según el directivo de HAV, Chris Daniels, hasta el momento, el prototipo ha despertado "el interés de multitud de empresas, entre las que hay algunas gubernamentales, militares y civiles que ya han solicitado presentar las demostraciones a finales de este año", por lo que "se esperarán pedidos a partir de entonces".

El sector turístico "se ha mostrado también entusiasmado con la idea", comenta. De hecho, un informe elaborado por la Judge Business School de la Universidad de Cambridge vaticina que, a corto, plazo, "el primer uso será turístico", concretamente, "como una forma diferente de ir de safari de lujo".

A medio plazo, "su uso estará también vinculado con los mercados del lujo y de los vuelos de recreo", mientras que, a largo plazo, "se contempla su empleo como medio de transporte".

El informe se muestra optimista con el futuro de este aparato, pues "creará un nuevo nicho de mercado, no tendrá competencia y creará nuevas necesidades".

Publicidad