null: nullpx
Asesinatos

Mató a su amiga e hizo que encarcelaran al marido: el caso de Pamela Hupp

Pamela Hupp hizo un montaje para que el crimen que ella había cometido cargara sobre el marido de la víctima, Russell Faria, que pasó tres años en prisión siendo inocente. No solo eso: cuando la investigación comenzaba a poner el foco sobre ella, quiso hacer pasar otro asesinato por defensa propia pero esa vez no logró engañar a las autoridades.
13 Jul 2021 – 03:11 PM EDT
Comparte
Imagen de Pamela Hupp proporcionada por la oficina del fiscal del condado St. Charles County, Missouri. Crédito: AP

Pamela Hupp logro engañar a la Policía una vez, pero no dos. El 27 de diciembre de 2011 mató a su amiga Betsy Faria e hizo un montaje para que culparan a su marido y así fue: Russell Faria pasó tres años en prisión siendo inocente.

Hupp llevó a su amiga Betsy Faria de su tratamiento de quimioterapia a su casa de Troy, Missouri, donde la acuchilló repetidamente hasta dejarle un cuchillo en la garganta, aprovechando que la mujer estaba débil y tendida en el sofá.

La Policía siempre la identificó como la última persona que vio con vida a la víctima, pero ella se encargó de planear un montaje que inculparan al marido, Russell.

Le dijo a los investigadores que Rusell Faria tenía un temperamento violento y les urgió a revisar la computadora de su amiga. Allí, la Policía encontró un documento en el que aseguraba tener miedo de que su marido la pudiera matar.

Ahora los fiscales han determinado que ese caso estuvo mal manejado pero entonces Russell Faria fue condenado por la muerte de su mujer y pasó tres años en prisión.

"He llegado a la conclusión de que, más allá de toda duda razonable, Pamela Hupp mató a Betsy Faria", dijo el fiscal del condado de Lincoln, Mike Wood, según recogen medios como The Washington Post.

"Y su motivación fue simple: codicia", añadió.

La mató y se quedó con su poliza de vida

Hupp logró que Betsy Faria la pusiera como única beneficiaria de su poliza de vida por valor de $150,000 cuatro días antes de asesinarla.

Con el nuevo cargo de asesinato por la muerte de Betsy Faria, los fiscales pedirán la pena de muerte para Pamela Hupp, que ya está en prisión condenada de por vida por otro crimen que cometió para alejar las sospechas crecientes sobre ella en el caso de los Faria.

Cuando Russell Faria consiguió demostrar que su condena era un error -tenía testigos y pruebas de que estaba en otro lugar cuando asesinaron a su mujer', los investigadores repasaron el caso y comenzaron a ver que todo apuntaba a Hupp.

Ella, consciente de lo que estaba pasando, creó una falsa intrusión en su casa el 16 de agosto de 2016: llevó a un hombre con discapacidad, Royse Gumpenberger, y le disparó cinco veces mientras llamaba al 911 diciendo que el hombre la tenía amenazada con un cuchillo.

En esa ocasión Hupp no logró engañar a la Policía, que enseguida encontró sospechoso que en el cuerpo de Gumpenberger hallaran una nota que decía que trabajaba como parte de un complot para conseguir el dinero de Russell Faria.

Pamela Hupp quería que la Policía volviera a sospechar de Russell, que pensaran que había contratado a Gumpenberger para atacarla, pero esa vez no consiguió manipular a los agentes y terminó en la cárcel.


Comparte

Más contenido de tu interés