Secuestro

Secuestro de menores guatemaltecos destapa acusaciones de abuso infantil contra secta judía

Dos hermanos de 12 y 14 años fueron encontrados en México el viernes, casi tres semanas después de que fueron raptados en Nueva York. Detrás del crimen están el líder y miembros de la organización Lev Tahor, contra la cual pesan señalamientos de someter a los niños “a abuso físico, sexual y emocional”.
29 Dic 2018 – 6:45 PM EST

Refugiarse en Nueva York, a más de 3,000 millas de la sede de una secta judía ultraortodoxa en Guatemala de la cual escapó en octubre, no impidió que una madre pasara 20 días de angustia tratando de localizar a sus hijos secuestrados, de 12 y 14 años.

La Fiscalía federal alega que el líder del culto radical llamado Lev Tahor y familiar de las víctimas planificó el rapto después de que su hermana denunció el “creciente extremismo” del grupo.

Los menores Chaim Teller, de 12 años, y su hermana Yante, de 14, fueron encontrados la mañana del viernes en Tenango, un poblado en el centro de México, poco después del arresto y la extradición de cuatro personas que participaron en el crimen, incluyendo su tío, el rabino Nachman Helbrans, de 35 años.

La oficina de la Fiscalía en el Distrito Sur de Nueva York etiqueta a Lev Tahor como una “secta judía extremista” con sede en Guatemala y advierte que hay reportes de que los niños en esa organización “a menudo están sujetos a abuso físico, sexual y emocional”.


La odisea de los hermanos Chaim y Yante comenzó la noche del pasado 8 de octubre, cuando fueron sustraídos de su casa ubicada a dos horas al noreste de la ciudad de Nueva York, donde vivían con su madre. Seis semanas antes, la madre huyó de la secta que fundó su padre, Shlomo Helbrans, en la década de 1980.

La mujer, según la Fiscalía, denunció que su hermano y nuevo líder de la organización, Nachman Helbrans, “es más extremo de lo que fue su padre y, como resultado, huyó del grupo”. Antes de viajar a Estados Unidos, ella habló públicamente sobre las cuestionables prácticas de su familiar.

Un tribunal neoyorquino le otorgó a esta mujer la custodia exclusiva temporal de sus seis hijos y emitió una orden de protección contra el padre biológico de las víctimas.


Así ocurrió el secuestro

A pesar de esas medidas, Helbrans y otros se llevaron a los menores. De acuerdo con las autoridades, el día del rapto el rabino fue capturado en un video de vigilancia con sus sobrinos en un aeropuerto de Pensilvania. “En las imágenes, Helbrans y las víctimas llevan ropa moderna que no concuerda con la vestimenta que suelen usar los miembros de Lev Tahor”, menciona la Fiscalía.

La acusación indica que otros miembros de la secta -Mayer Rosner, de 42 años; Jacob Rosner, de 20; y Aron Rosner, de 45- también participaron en el plan para secuestrar a los adolescentes. Jacob, quien es el esposo de la víctima de 14 años, conspiró para lograr el rapto y compró la ropa que usaron los menores y Helbrans para pasar desapercibidos.

Agentes del Buró Federal de Investigaciones (FBI) entrevistaron a un integrante del culto que se involucró en el crimen y que aceptó colaborar para resolver el caso. Esta persona, quien estuvo en Lev Tahor durante más de 19 años y hasta su salida hace tres meses, afirmó que Mayer Rosner intentó persuadirlo para que saliera de EEUU una vez que las víctimas fueron llevadas a México.

Otro imputado, Aron, ayudó a financiar el secuestro y organizó llamadas telefónicas con varios cómplices durante el curso del rapto discutiendo sobre el alquiler de habitaciones de hoteles en México, así como compras de vuelos, boletos de autobús, tarjetas de crédito y alimentos para los niños.


De acuerdo con la Procuraduría, el plan era que los menores llegaran hasta su comunidad en Guatemala.

Aron Rosner fue arrestado en Nueva York el 23 de diciembre; mientras que los otros tres señalados fueron deportados por las autoridades mexicanas el 27 de diciembre. Los cuatro enfrentan un cargo de secuestro por el cual pasarían el resto de sus vidas en prisión.

Las autoridades indicaron que continuaban los planes para reunir a los menores con su madre.

La secta de “corazón puro”

“Como se alega en la demanda, los acusados cometieron un secuestro aterrador de dos niños en medio de la noche, cruzándolos por la frontera hacia México”, dijo el fiscal federal Geoffrey S. Berman.

“Afortunadamente, los secuestradores no pudieron con la perseverancia del FBI, de la Policía del estado de Nueva York y de las autoridades mexicanas (…) “Estos cargos y arrestos envían un mensaje claro de que si usted se involucra en el secuestro de niños, lo encontraremos y lo llevaremos ante la justicia”.

Por su parte, William Sweeney, subdirector de la oficina del FBI en Nueva York, comentó: “Los acusados son líderes y miembros de Lev Tahor que secuestraron a dos niños inocentes para que continuaran sus vidas dentro del grupo violando un acuerdo legítimo de custodia infantil ordenado por el tribunal”.

En hebreo, Lev Tahor significa “corazón puro”. El grupo fue fundado en la década de 1980 en Jerusalén, después la comunidad se trasladó a EEUU, Canadá y finalmente a Guatemala. Sus miembros, unas 230 personas, practican un judaísmo ortodoxo y se les exige evitar la tecnología. Las mujeres usan túnicas negras que las cubren de pies a cabeza.

Su líder fundador, el rabino Shlomo Helbrans, fue arrestado en Nueva York en 1993 acusado de haber secuestrado a un adolescente que estaba estudiando con este en preparación para su bar mitzvah. En su defensa, Shlomo dijo que en realidad los padres del menor abusaban a su hijo.

Siete menores discapacitados fueron rescatados de un hogar en Texas donde eran víctimas de abuso

Loading
Cargando galería


Shlomo cumplió una sentencia de dos años y salió libre bajo palabra en 1996. Cuatro años después el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) lo deportó a Israel.

A principios de la década de 2000, cuando la secta estaba en Quebec, Canadá, enfrentó acusaciones de abuso de menores y de propiciar matrimonios infantiles. Por eso, sus integrantes decidieron trasladarse a Guatemala.

En Centroamérica, sin embargo, no han estado alejados de la polémica: hace cuatro años fueron expulsados de San Juan La Laguna, una localidad de Guatemala, tras un conflicto con indígenas locales.

“No entiendo por qué no nos quieren”, dijo a la agencia Reuters uno de los líderes del grupo, Uriel Goldman, al abandonar el que fue su hogar durante varios años. “No hemos hecho nada malo”, agregó.


RELACIONADOS:SecuestroArrestosFBINueva YorkJudaísmo
Publicidad