Scion

Scion iM 2017, para quienes el Corolla no es suficiente

Aunque con otro nombre, el Toyota Auris finalmente llega a suelo norteamericano

Smón Gómez @simongomezv

La palabra Scion, que en español puede ser traducida como retoño, fue elegida hace 14 años para ser el nombre del nuevo canal de autos juveniles de Toyota. El experimento tenía como meta recapturar el magnetismo que Toyota alguna vez tuvo sobre el público más joven, algo que Toyota ansiaba recapturar en un momento en que Toyota, que causó furor en los años 80, estaba comenzando a ser visto como como el auto de papá.

El éxito inicial de los modelos Scion, que llegaron a compartir espacio en los concesionarios con los autos de Toyota y en muchos casos a competir con ellos, de disipó rápidamente y algunos analistas llegaron a temer por la supervivencia de la joven marca. La situación empeoró en el año 2013 cuando se filtró la información de que Toyota no dotaría a Scion de nuevos productos en el futuro cercano. El final de la sequía de nuevos modelos Scion llegó a su fin al final de 2015 con la llegada de dos nuevos productos: el Scion iA, y el auto que probamos para esta nota, el Scion iM, ambos totalmente nuevos para el año 2016.

A diferencia de su compañero de establo iA, el Scion iM es un producto enteramente Toyota. Se trata del mismo Toyota Auris que ha estado dando vueltas por otras latitudes del mundo desde el año 2012, el cual puede ser descrito como una versión hatchback de la actual generación del Toyota Corolla.

DISEÑO

Con un aspecto más anguloso y agresivo que el Corolla en el que está basado, el nuevo Scion iM no ganará ningún concurso de belleza, pero tampoco ahuyentará a sus potenciales compradores. Lo que le sobra al iM es auto estima, reflejada en su frontal puntiagudo delineado por una parilla en “V” con ópticas frontales que completan sus. Sus laterales son limpios y sencillos y desprovistos de todo drama visual hasta que llegamos a sus cuartos traseros donde vemos que la ventana fija triangular está apoyada sobre un ángulo creando la visión de un paral trasero fuerte y elegante.

Scion reservó los fuegos artificiales visuales para la parte trasera el iM donde conseguimos unas interesantes ópticas de frenado multidimensionales nacen en el portón trasero para terminar en los flancos laterales cuya parte superior está delineada por una línea de carácter cóncava en cuya parte superior conseguimos el logo de Scion y en la inferior nace el nicho para el control de apertura del portón.

EN LA CABINA

Quien ya haya estado en la cabina de la generación actual del Toyota Corolla conoce la cabina del Sción iM donde resalta el mismo tablero con elegantes líneas horizontales y una localización de los controles ergonómica e intuitiva, en el que la forma de las salidas del aire acondicionado y el emblema en el centro del volante son las únicas diferencias significativas.

Resalta la misma y muy completa instrumentación que conseguimos en el Toyota Corolla S, el modelo tope de la línea Corolla y los acabados de excelente calidad a los que el Corolla nos tiene acostumbrado. De resto conseguimos el mismo aprovechamiento eficiente del espacio interior con la ventaja inherente a contar un portón trasero el cual junto con los asientos traseros abatibles le dan al iM una dimensión de pragmatismo de la cual el Corolla carece.

TREN MOTRIZ

El Scion iM 2016 está motorizado por un 4 cilindros de 1.8 litros de desplazamiento que genera 137 caballos de fuerza y 126 lbs.-pie de torque, el cual puede ser acoplado a una transmisión manual de 6 velocidades o a una trasmisión continua variable (CVT por sus siglas en ingles) sin engranajes. Según las estimaciones de la EPA, este motor rinde un estimado 28 de millas por galón en circuito urbano y en 37 autopista para el modelo con transmisión CVT y de 27/36 para los modelos equipados con la caja de cambios manual.

DETRÁS DEL VOLANTE

El manejo del Scion iM 2016 no es muy distinto al del Toyota Corolla equipado con el mismo motor, es decir que se trata de un auto con una buena capacidad de respuesta, que sin prender en fuego a las calles de tu ciudad, le da un toque de emoción a su manejo.


Probamos el modelo con cambios manuales para ser consistentes con el prejuicio, algunas veces no justificado, que los entusiastas tenemos contra las transmisiones CVT, ero hay que mencionar que la CVT en el iM, a la cual Scion llama CVTi-S, cuenta con 7 velocidades simuladas, un modo sport y puede hasta puede utilizar el sensor de derrape para mantener las revoluciones a la salida de una curva y no perder impulso. La transmisión manual funciona predeciblemente pero podría utilizar la excelente mecánica que conseguimos en la palanca del iA con cambios manuales, ya que la del iM se siente imprecisa. El 1.8 litros cumple con la tarea asignada sin contratiempos entregando la potencia donde y cuando hace falta, pero bajo ningún concepto lo podríamos describir como brioso. Las características de manejo nuevamente son las mismas que las del Toyota Corolla, lo que podemos traducir como competente y para –casi- todos los gustos, justo como su público lo quiere. Quienes busquen reacciones telepáticas y un paseo sobre rieles estarán mejor servidos en otra parte.

El Scion iM, que es fabricado la ciudad de Aichi en Japón, ya está disponible en tu concesionario Toyota local, en un único nivel de equipamiento y con un precio base de $19,255 para el iM con transmisión manual y de $19,995 para el modelo equipado con la transmisión CVT.


RELACIONADOS:Hatchbacks