null: nullpx
Coronavirus

"Venció el coronavirus, pero no lográbamos liberarla de los aparatos": un inédito doble trasplante de pulmón le salvó la vida

Mayra Ramírez fue la primera paciente de covid-19 en recibir un doble trasplante de pulmón en EEUU. Conversamos con el doctor Rafael Garza Castillón, médico cirujano de origen hispano, quien nos contó cómo se produjo esta intervención sin precedentes.
9 Ago 2020 – 10:53 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Conectada por semanas a un repirador y a un aparato que ayudaba a oxigenar su sangre, Mayra Ramírez logró curarse de covid-19. Los análisis arrojaban negativo una y otra vez, pero las radiografías evidenciaban el daño irreversible del coronavirus en sus pulmones: cavitaciones (cavidades patológicas) en casi todas partes y sangrado a causa de la severa inflamación. Solo un doble trasplante de pulmón le ayudaría a salir del hospital.

"A pesar de que logramos establecer que había eliminado ya el virus no estábamos logrando liberarla de estos dos aparatos", relató el cirujano Rafael Garza Castillón, uno de los médicos que atendió a Mayra luego de que el 26 de abril llegó casi sin poder caminar a la sala de urgencias del Northwestern Memorial Hospital de Chicago.

"No era posible. Sus pulmones estaban realmente dañados", contó Garza en una entrevista con Univision Noticias.

Pero Mayra es joven –tiene 28 años– y sus otros órganos resistían sin afectarse por el prolongado uso de las máquinas que la ayudaban a seguir con vida. Además estaba internada en un hospital que cuenta con un equipo de expertos que cada año realiza de 30 a 40 trasplantes de pulmones.

Fue entonces que los médicos tomaron una decisión inédita hasta entonces en Estados Unidos: trasplantar ambos pulmones de una paciente que había superado el covid-19. Para ello era crucial que no hubiese presencia del virus en su cuerpo que pudiese afectar los 'nuevos' órganos.


"Debido a la edad de Mayra, que es muy joven, y el hecho de que había eliminado el virus y sus riñones funcionaban bien decidimos que la mejor opción era el trasplante pulmonar", dijo Garza Castillón. Es una decisión en la que se debe hilar fino, pues los pulmones deben haber sufrido un daño irreversible pero a la misma vez el paciente debe gozar de una probabilidad suficiente de supervivencia y mejoría.

"El trasplante pulmonar no es para todos los pacientes que tienen covid-19, incluso no es para todos los pacientes que requieren respirador o ECMO (membrana de oxigenación extracorporal o pulmón artificial). Hay pacientes que se recuperan y no necesitan trasplante pulmonar, pero en este caso ya era el extremo", explicó el médico.


Casi 10 horas en el quirófano

Mayra llevaba semanas conectada al respirador y a una máquina conocida como ECMO por su nombre en inglés Extracorporeal Membrane Oxigenation, que a través de una vena extrae la sangre del cuerpo, la oxigena y luego vuelve a introducirla. Tenerla así más tiempo probablemente hubiese deteriorado su estado físico al causar, por ejemplo, la pérdida de masa muscular.

"El ECMO puede asociarse a sangrados incluso severos que pueden poner en peligro la vida, por eso se tiene que elegir un punto para determinar ahorita es el momento", explicó.

El 5 de junio Mayra entró al quirófano. Un equipo del hospital había ido antes a extraer los pulmones del donante, mientras otro liderado por el cirujano Ankit Bharat preparaba la operación que requiere "muchas manos para estar haciendo cosas activamente".

La intervención fue realizada por cuatro cirujanos trabajando de forma simultánea, y resultó aún más complicada de lo habitual.

"Los pulmones estaban muy dañados y tenían cavitaciones prácticamente en todas partes, (además) una fibrosis y cicatrización muy importante y también áreas de sangrado por el proceso inflamatorio tan severo que tuvo", detalló Garza Castillón.

"Nos llevó más tiempo extraer esos pulmones tan dañados", precisó sobre el proceso que suele tomar de seis a ocho horas pero en este caso se extendió por cerca de 10.


"Esto es real, tengo las cicatrices para comprobarlo"

Mayra sobrevivió y se convirtió en la primera persona con un doble trasplante de pulmón tras haber estado enferma con el covid-19. Un caso que ha abierto la puerta a que este procedimiento se siga realizando en Estados Unidos y posiblemente salvando la vida de pacientes graves a causa del virus.

Después de Mayra fue trasplantado otro paciente en el mismo hospital y Garza Castillón dijo que están evaluando para posibles intervenciones similares a otros pacientes de covid-19 que están bajo la ayuda extrema de máquinas.

Mayra, quien trabajaba como asistente legal en temas migratorios, contó que al despertar no reconoció su cuerpo. Recuerda haber llegado al hospital débil, casi sin poder sostenerse. También que le pidieron la información de familiares que pudiesen tomar decisiones sobre su tratamiento y le dijeron que necesitaba la ayuda de un respirador porque sus niveles de oxígeno eran demasiado bajos.

Ella brindó el teléfono de su madre en Carolina del Norte, a quien el doctor Garza Castillón –quien nació en Texas pero completó parte de su formación en Medicina en México– llamaba para dejarle saber cómo estaba Mayra.

"Pensaba que un respirador es como un abanico, que me iban a dar como aire y que iban a ser tres días y no iba a ser nada serio. Pero así no fue el caso, estuve seis semanas dormida, tuve pesadillas horribles, la mayoría me involucraban ahogándome", relató a Univision Noticias.

Mayra todavía está débil, pero ya no requiere de máquinas que le den oxígeno y puede caminar. Pasará un tiempo mientras su cuerpo se adapta a los nuevos pulmones, dijo el médico Garza Castillón. Quiere centrarse en sus sesiones de terapia física y en mejorarse. No sin antes dejar un mensaje crucial en una pandemia que aún no cede.


Mira también:

México supera los 51,000 muertos por coronavirus, con muchos cementerios al límite de la capacidad

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés