publicidad
Un reciente estudio muestra que con solo dos días de dieta hipercalórica, el organismo...

Una semana llena de calorías basta para mostrar signos de prediabetes

Una semana llena de calorías basta para mostrar signos de prediabetes

Un reciente estudio muestra que con solo dos días de dieta hipercalórica, el organismo puede mostrar resistencia a la insulina.

Un reciente estudio muestra que con solo dos días de dieta hipercalórica...
Un reciente estudio muestra que con solo dos días de dieta hipercalórica, el organismo...

Por Jesús Uzcátegui 

No hace falta someterse a la excesiva prueba de fuego por la que pasó Morgan Spurlock en el conocidísimo documental Super Size Me (2004) para demostrarle al mundo y a los escépticos que una dieta alta en calorías por 30 días "en su caso, compuesta de las tríadas hamburguesa-papas-gaseosa en desayuno-almuerzo-cena" conduce al que la consume a experimentar efectos indeseables en su apariencia y salud. 

Un estudio de escala modesta, publicado a comienzos de este mes por investigadores de la sección de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo de la Universidad Temple, en Filadelfia, da cuenta de que comer hasta el hartazgo, y no necesariamente comida chatarra, conduce rápidamente a que el organismo entre en estado prediabético.  

publicidad

Bajo el nombre de “Ingesta calórica excesiva causa estrés oxidativo, carbonilación GLUT4 y resistencia a la insulina en hombres saludables”, la investigación también reveló, luego de examinar a seis individuos con peso normal o con algo de sobrepeso, que con solo dos días de dieta hipercalórica el organismo muestra resistencia a la insulina, considerado un indicativo de antesala a la diabetes. 

Para el estudio, los seis hombres consumieron 6,000 calorías al día de alimentos típicos de la dieta estadounidense, distribuidos en 50% de carbohidratos, 35% de grasas y 15% de proteínas, por un total de siete días. Durante ese periodo, fueron monitoreados de cerca en un hospital y les prohibieron realizar actividad física alguna. 

Entre los resultados del equipo de ocho investigadores liderados por el médico y profesor de Temple Guenther Boden, se halló que todos los hombres ganaron un promedio de ocho libras de peso en solo una semana. 

Los análisis de orina y tejido graso mostraron un incremento de la presencia de proteínas asociadas al estrés oxidativo (falta de oxígeno en las células) que producen cambios en una de las proteínas que transporta la glucosa, la GLUT4. Tales hallazgos llevaron a los expertos a inferir que estos cambios pueden haber afectado la habilidad de la GLUT4 de tomar la glucosa en respuesta a la insulina, lo que lleva, según la teoría de Boden, a que el organismo cree resistencia a la insulina. 

Como conclusión, el estudio afirma que “la resistencia a la insulina vinculada a la obesidad "como el caso en cuestión" incrementa con creces el riesgo de diabetes tipo 2, hipertensión, dislipidemia y la enfermedad del hígado graso por la no ingesta de alcohol, juntos conocidos como el síndrome metabólico o de resistencia a la insulina”. 

Números que alertan 

La importancia de este estudio no queda del todo comprendida si no se analiza con las estadísticas de salud de los estadounidenses. 

De acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), más de dos tercios de la población adulta "o casi unas 80 millones de personas" es obesa. Si se indaga en la comunidad hispana, 42.5% entran en la barra roja, por lo que una cantidad significativa de personas tienen un riesgo incluso mayor que el de las seis personas sometidas al estudio.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad