null: nullpx
Cigarrillos Electrónicos

Un californiano de 40 años es la séptima víctima de la grave enfermedad pulmonar asociada a los cigarrillos electrónicos

Las autoridades sanitarias han confirmado más de 380 casos y se presume que hay muchos más, pero siguen sin dar con la causa exacta: solo sabe que está asociada con el vaping. En el interín, instan a la población a no usar cigarrillos electrónicos, sin importar la sustancia que tengan dentro.
17 Sep 2019 – 6:29 PM EDT

Un hombre californiano de 40 años falleció durante el fin de semana por complicaciones de la misteriosa enfermedad asociada al vaping que tiene en alerta a las autoridades sanitarias. Se trata de la séptima muerte entre los más de 380 casos reportados en 36 estados (se reportaron 450 en un principio, pero el número fue ajustado).

Había estado enfermo por varias semanas, informó Karen Haught, oficial del departamento de salud pública del condado de Tulare en un comunicado de prensa. “Los efectos de largo plazo del vaping sobre la salud son desconocidos. Cualquiera que considere esta práctica debe estar consciente del serio riesgo potencial asociado a ella”, subrayó Haught

Esta es la segunda muerte registrada en estado de California, donde ahora se destinarán 20 millones de dólares para informar a la población sobre los peligros de esta práctica y donde también se evalúa el imponer impuestos más altos y lineamientos más estrictos para el empaque de estos productos, según lo anunció el lunes el gobernador Gavin Newsom.

La mayoría de los pacientes que presentan esta enfermedad pulmonar severa han usado cigarrillos electrónicos en los últimos 90 días: algunos de nicotina, otros de THC o una combinación de ambos.

Ese es el único denominador común entre las personas –muchas jóvenes y aparentemente sanas– que presentan daño pulmonar severo. Pero las autoridades sanitarias no han logrado identificar la causa (dispositivo o ingrediente) específica.

Los síntomas de alerta

La diversidad de cigarrillos electrónicos de distintos tipos y marcas que abundan en el mercado y la falta de regulaciones estandarizadas en su venta dificultan la tarea de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades que han activado un centro de operaciones de emergencia.

Muchos pacientes admitieron haber comprado los productos en las calles, pero hay historias como la de una mujer de Oregon que murió por problemas respiratorios luego de haber usado un cigarrillo electrónico de marihuana que había adquirido en un dispensario legal.

Los síntomas de la enfermedad pulmonar severa asociada al vaping incluyen dificultad respiratoria, fatiga, dolor de pecho, tos y pérdida de peso.

“Esta enfermedad pulmonar representa un alarmante nuevo riesgo de un producto que ya sabíamos era adictivo y peligroso”, dice a Univision Noticias el investigador de la Universidad de Calgary Elliott M. Reichardt, quien ha analizado el fenómeno del uso de los cigarrillos electrónicos.

En su criterio –y el de muchos otros expertos– las autoridades deben hacer un esfuerzo mayor por alertar a la población de los peligros de estos productos.

“Esto debe ser visto por los reguladores como más evidencia de los peligros biológicos de usar dispositivos cuyos mecanismos no se comprenden del todo y que han sido falsamente considerados como seguros o inofensivos”, insiste.

Cinco mitos sobre los cigarrillos electrónicos


San Francisco se convierte en la primera ciudad de EEUU que prohíbe los cigarrillos electrónicos

Loading
Cargando galería
Publicidad