null: nullpx
Coronavirus

El vaping y los cigarrillos incrementan entre los jóvenes las probabilidades de infectarse por coronavirus, según estudio

Otro motivo más para abandonar el nocivo hábito del tabaco: los jóvenes que usaron cigarrillos convencionales y electrónicos en los 30 días anteriores a la elaboración de un estudio de la Universidad de Stanford tenían 5 veces más probabilidades de mostrar síntomas de covid-19. Aquí te explicamos otros hallazgos.
12 Ago 2020 – 12:02 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

Los adolescentes y adultos jóvenes que fuman cigarrillos convencionales y vapean tienen entre 5 y 7 veces más probabilidades de infectarse con el virus que causa la covid-19 que aquellos que no lo hacen, según una nueva investigación de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford.

El sondeo observó los hábitos de 4,350 jóvenes de entre 13 y 24 años y concluyó que aquellos que declararon haber fumado cigarrillos y vapeado durante el mes anterior a su elaboración tenían mayor riesgo de contraer covid-19, con un 6% de ellos arrojando positivo por coronavirus frente al 1% de los no fumadores.

"Si usas cigarros convencionales y electrónicos, tienes muchas más posibilidades de ser diagnosticado con covid-19", señaló la autora principal del estudio, Bonnie Halpern-Flerher, publicado el lunes en el Journal of Adolescent Health.

Además, los jóvenes que usaron cigarrillos convencionales y electrónicos en los 30 días anteriores a la elaboración del estudio tenían 5 veces más probabilidades de mostrar síntomas de covid-19.

Estos síntomas, que son más comunes entre los adultos, incluyen tos, fiebre, fatiga y dificultad para respirar. Este mayor riesgo de desarrollar síntomas explica por qué los adolescentes que vapeaban tenían, en el estudio, hasta nueves veces más posibilidades de ser testados por coronavirus que los no usuarios.

Curiosamente, el estudio no muestra una relación entre los cigarrillos convencionales y un mayor riesgo de contraer covid-19. Los investigadores sospechan que esto puede deberse a que pocos jóvenes fuman cigarrillos convencionales de manera exclusiva, ya que la mayoría de los que encuestados simultaneaban el vaping con los cigarrillos.

"Esperamos que estos resultades animen a los adolescentes y adultos jóvenes a no comenzar a vapear, o dejar de hacerlo", dijo Halpern-Felsher. "Estos datos vuelven a mostrar que vapear y fumar es dañino para los pulmones", agregó.


Los expertos que investigan los vínculos entre la covid-19 y el tabaco todavía no disponen de investigaciones concluyentes entre el consumo de tabaco y la susceptibilidad a la enfermedad. Estudios observacionales encontraron que solamente una pequeña fracción de aquellos hospitalizados eran fumadores, aunque otras investigaciones preliminares mostraron que los fumadores que desarrollan covid-19 tienen 14 veces más probabilidades de necesitar un tratamiento intensivo en comparación con los no fumadores.

Vapear daña los pulmones, haciendo a los usuarios más susceptibles a esta enfermedad. Helpern-Ferlsher dijo que los fumadores también podrían tener sistemas inmunológicos más débiles. Por otra parte, el hecho de que compartan el objeto con amigos también podría explicar el mayor número de infecciones. "¿Creo que hay fuertes riesgos asociados? Absolutamente", señaló la experta.

El estudio, no obstante, tiene limitaciones. Los sondeos no son herramientas ideales porque se apoyan en las respuestas voluntarias de las personas y no hay forma de verificarlas. Los resultados, además, pueden estar condicionados si la muestra de sujetos no es completamente aleatoria.

La epidemia del vapeo

Los adolescentes estadounidenses beben menos licor, fuman menos cigarrillo tradicional y usan menos opioides o medicinas de prescripción que en el pasado, pero vapean cada vez más, una tendencia que amenaza con revertir los logros alcanzados durante décadas en materia de prevención de consumo de drogas, según puso de manifiesto una encuesta nacional elaborada a finales de año.

Este incremento probablemente se deba a la falta de conciencia sobre los peligros del vaping. Cuando la percepción de la peligrosidad de una droga sube, su uso desciende, lo que ya se había logrado con el cigarrillo, el licor y muchas drogas ilegales.

"Todos los esfuerzos por reducir la curva de consumo fueron destruidos por esta epidemia del vapeo que ha tenido una subida dramática nunca vista. Estamos muy preocupados”, dijo Raúl Baler, vocero de los Institutos Nacionales de Salud (NIH por su sigla en inglés), en relación a la encuesta nacional entre jóvenes de grado 8 a 12 que muestró una "subida dramática" del vapeo de marihuana y nicotina.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés