null: nullpx

Reabre clínica de Whole Woman's Health en Texas tras la anulación de ley que restringía los abortos

El proveedor de abortos seguros volverá a ofrecer sus servicios en Austin, luego de que cerrara en 2014 como consecuencia de la ley HB2.
28 Abr 2017 – 5:40 PM EDT

La organización Whole Woman’s Health, que en 2016 retó en la Corte Suprema una ley que limitaba el acceso al aborto en Texas, ha vuelto a abrir en la capital del estado una clínica que había cerrado tras la aprobación de esa medida.

El centro de Whole Woman's Health en el norte de Austin había cerrado en 2014, al no poder cumplir algunos de los requisitos de la ley HB2. Esta medida obligaba a los centros que proveen abortos a estar equipados como centros quirúrgicos ambulatorios y había causado que cerraran decenas de clínicas en Texas.

Este viernes la clínica en Austin volvió a abrir las puertas de su ubicación original, a diez meses de que la Corte Suprema decidiera que dos secciones de la medida HB2 imponían un obstáculo excesivo al derecho de las mujeres a obtener un aborto.

“Estamos tan agradecidas al poder reabrir el Whole Woman’s Health en Austin y de poder proveer servicios a las mujeres y familias del centro de Texas, que necesitan y merecen nuestros servicios reproductivos compasivos y de alta calidad”, dijo en un comunicado la fundadora de la organización, Amy Hagstrom Miller. “Austin es donde se fundó Whole Woman’s Health en 2003 y agradecemos que nuestra victoria en la Corte Suprema el año pasado —en nombre de todos los texanos— nos haya permitido liderar el proceso de reabrir las clínicas en Texas”.

Con una votación 5-3, la Corte Suprema derogó el pasado junio los dos requerimientos excesivos de la ley HB2: que los centros de abortos contaran con los mismos estándares que un centro quirúrgico ambulatorio y que sus doctores tuvieran permisos activos en algún hospital a menos de 30 millas de donde tendría lugar la operación.

"Ninguna de estas provisiones ofrece suficientes beneficios médicos como para justificar los obstáculos al acceso (al aborto) que cada una establece", escribió el juez Stephen Breyer en la opinión de la Corte.


Además de otros servicios reproductivos, la clínica de Austin provee abortos a mujeres que tengan hasta 15.6 semanas de embarazo, según el comunicado de Whole Woman's Health.

“La reapertura de la clínica hoy no solo mejora el acceso a servicios de salud de millones de mujeres en Texas, sino que también muestra el poder del activismo legal para movernos hacia un mundo más justo”, dijo Stephanie Toti, la abogada que lideró el caso ante la Corte Suprema.

La organización tiene siete centros en Estados Unidos: cuatro en Texas y los demás en Minnesota, Illinois y Maryland.


La revocación de Obamacare: una amenaza para la salud de las mujeres

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:SaludAbortosLocal
Publicidad