null: nullpx
Coronavirus

Prácticas, pero no infalibles: lo que debes saber de las pruebas caseras para detectar covid-19

El gobierno les está dando un necesario impulso y la Administración de Alimentos y Medicamentos acaba de aprobar una adicional. Pero si bien pueden ser muy útiles desde un punto de vista individual y de salud pública, hay que saber cómo y cuándo usarlas. Lo explicamos.

10 Oct 2021 – 10:55 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Dos veces en días diferentes di negativo en una prueba rápida casera cuando el covid-19 afectó a nuestra familia en uno de esos extraños casos de contagios después de la vacunación completa. El mismo test que identificó a mi esposo y a mi hijo como portadores del virus a la primera, pero que, en mi caso, falló en detectar el positivo que luego revelaría un examen PCR de laboratorio.

La anécdota sirve para ilustrar los beneficios y limitantes de estas pruebas caseras que, bien utilizadas, constituyen una poderosa herramienta individual y de salud pública para la vida en pandemia.

Cada vez estarán más disponibles en anaqueles de farmacias y tiendas ahora que el gobierno ha decidido darles un necesario impulso, como ya hicieron otros países en su momento. En Alemania están a la venta en los mercados por poco más de un dólar. Gran Bretaña las regala a los hogares en paquetes. Israel las envía a los padres para que evalúen a sus hijos antes de mandarlos a la escuela. Y en Singapur se consiguen en máquinas dispensadoras.

Aquí, en Estados Unidos, siguen siendo relativamente costosas si toca hacerla a muchas personas o en varias oportunidades (pueden costar aproximadamente entre 20 y 35 dólares por un paquete de dos). También han escaseado debido al repunte de casos de la variante delta y no siempre están cubiertas por las aseguradoras. Pero todo esto debería mejorar en el futuro próximo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés), de hecho, acaba de aprobar una prueba casera adicional realizada por Acon Laboratories lo que, en palabras de la agencia, “duplicará la capacidad de home testing en EEUU en las próximas semanas”.

La Casa Blanca anunció que las enviará a residencias de ancianos, centros de pruebas comunitarias, refugios, cárceles y centros que atienden a otras comunidades vulnerables.

¿Cómo funcionan? ¿Cuándo se deben usar? Y, sobre todo, ¿cuánto podemos confiarnos de los resultados de las pruebas rápidas caseras? Lee a continuación.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés