null: nullpx
Psicología

Por qué es importante seguir escribiendo a mano en la era de las distracciones masivas

Más allá de la lista de la compra o el mensaje en el post-it en tu mesa, ¿cuándo fue la última vez que escribiste algo en papel? Sumergidos como estamos en el mundo digital, la escritura a mano se enfrenta a un coloso formidable. Sin embargo, sobran razones para usar el bolígrafo.
24 Feb 2019 – 10:19 AM EST

Cuando decimos “coloso formidable” nos referimos a la prevalencia de los teclados y las pantallas en nuestro día a día. No solo en la vida cotidiana de los adultos sino también (lo que es mucho más preocupante) la de los niños: un estudio difundido esta semana, por ejemplo, muestra que los pequeños de dos o menos años pasaban ya en 2014 unas 3 horas frente a las pantallas, el doble de tiempo que en 1997.

En una era en la que los pequeños aprenden a deslizar los dedos por las pantallas inteligentes casi desde que nacen y, como revelan este y otros estudios, viven sumergidos en el mundo digital desde la más tierna infancia, ¿cuál será su disposición y facilidad a la hora de aprender a utilizar bolígrafo y papel? Los expertos advierten de que el uso excesivo de tecnología (cuando el niño se entretiene con el iPad en lugar de jugar a pegar y recortar, por ejemplo) está restando destreza y desarrollo muscular en sus dedos. Y, sin embargo, como explicamos más abajo, un creciente número de investigaciones se centran en lo que el cerebro aprende al formar letras en la página.

Para los adultos no solo está la cuestión sentimental (que tampoco hay que obviar, porque a casi todos nos encanta recibir un escrito a mano). Usar bolígrafo y papel tiene un impacto en la lectura, el lenguaje, o el pensamiento crítico. Considera esto: cuando escribimos algo a mano, el cerebro entiende que estamos dando prioridad a esa idea sobre todo lo demás. En la era de las distracciones masivas, no es poca cosa.

Los seres humanos escribimos desde hace 5,000 años. ¿Qué pasaría si dejásemos de hacerlo? No tenemos respuesta a esa pregunta, pero sí algunas observaciones que nos hacen temer que quizá no sería muy buena idea.

Por qué hay que tomarse en serio el juego de los niños

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PsicologíaEducación

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.