null: nullpx
Abortos

Más de 180 empresarios contra las restricciones al aborto: "Son malas para los negocios"

La iniciativa 'No prohíban la igualdad' nació en respuesta a la ola de prohibiciones estatales antiaborto. Sus firmantes creen que "restringir el acceso a cuidados de salud reproductiva, incluyendo el aborto, amenaza la salud, la independencia y la estabilidad económica" de sus empleados y clientes.
11 Jun 2019 – 8:03 PM EDT

"Explicado de manera simple: (las restricciones) van en contra de nuestros valores y son malas para los negocios". Casi 200 líderes de compañías que emplean a más de 100,000 trabajadores dieron un paso al frente este lunes en contra de la ola de prohibiciones antiaborto que avanzan en distintos estados del sur, que aunque aún no están vigentes –el aborto sigue siendo legal en los 50 estados– amenazan con complicar el ya restringido acceso a procedimientos seguros que tienen quienes deciden interrumpir un embarazo en Estados Unidos.

"La igualdad en el ambiente laboral es uno de los asuntos más importantes de nuestro tiempo y restringir el acceso a cuidados de salud reproductiva, incluyendo el aborto, amenaza la salud, la independencia y la estabilidad económica de nuestros empleados y clientes", escribieron los directores ejecutivos de compañías como H&M, Atlantic Records, Yelp, The Body Shop, Seventh Generation y Postmates en un aviso de página completa publicado este lunes en el diario The New York Times, y también en la plataforma 'Don't Ban Equality', creada junto a una coalición de organizaciones de derechos humanos y reproductivos.


¿Por qué defender el acceso a abortos seguros y legales?

El vicepresidente de políticas públicas de Postmates, el servicio de delivery de comida, dijo en una entrevista con CNN Business que su compañía decidió expresar su opinión "principalmente por un asunto de valores". Vikrum Aiyer aseguró que restringir el acceso de las mujeres al aborto atenta contra su habilidad "de tomar decisiones económicas".

"La falta de simple acceso y tratamiento, y tener que viajar a otro estado en la búsqueda de servicios de salud, no solo significa que su bienestar está en juego, sino que también sus circunstancias económicas y financieras están en riesgo", dijo. "Ya tenemos legislaciones débiles en lo que se refiere a permisos de maternidad y paternidad, y una brecha salarial, además de todo".

"No se trata de un valor demócrata o republicano: es el valor de la soberanía personal. La democracia es complicada, pero para nosotros tomar una posición tiene más que ver con iniciar una conversación sobre el tema, que imponerle una posición a nuestros empleados y clientes".


La iniciativa 'Don't Ban Equality' busca proveer oportunidades para que las compañías contribuyan a proteger los derechos reproductivos "en unos meses y años críticos" y fue coordinada por una coalición de organizaciones que incluyó al Centro de Derechos Reproductivos, ACLU, NARAL Pro-Choice America y Planned Parenthood Federation of America.

¿A quiénes afectan más las restricciones?

Ruth Dawson, abogada especialista en derechos reproductivos de la Unión de ACLU, explicó en entrevista con Univision Noticias que "las personas pobres, jóvenes y de color son las que más sufren con estas prohibiciones". Desde el punto de vista legal, Dawson defiende el derecho al aborto de la siguiente manera: "Es una decisión de cada persona decidir sí o no, cuándo y cómo traer hijos al mundo, con dignidad y respeto. Estas leyes crearían embarazos forzados y le quitarían ese derecho de autonomía a los individuos. Es un derecho de cada persona definir su destino. Cuando las personas pueden tomar decisiones sobre su vida, las familias triunfan y construimos comunidades en las que todos podemos participar".

"La habilidad de una mujer de acceder a cuidados de salud reproductiva es crítica para su autonomía, su éxito económico, su salud, sus derechos humanos, su empoderamiento en el lugar de trabajo", escribió en un comunicado Nancy Northup, presidenta y CEO del Center for Reproductive Rights.


¿Por qué hablar ahora?

No es común que las empresas muestren su posición sobre un tema tan politizado como el derecho a decidir si abortar o llevar un embarazo a término. Sin embargo, ante esta nueva ola de prohibiciones, han roto el silencio.

Antes de conocerse la iniciativa de este lunes, compañías de entretenimiento como Disney, Netflix y WarnerMedia anunciaron que considerarían acabar con las producciones que hoy realizan en el estado de Georgia, si la restrictiva legislación aprobada por el gobierno estatal llegara a entrar en vigor.

Para Joey Bergstein, CEO de la compañía de jabones y otros productos de aseo personal Seventh Generation, es esencial que ahora más que nunca los directores y otros ejecutivos alcen sus voces: "Somos profundos creyentes en que las empresas pueden y deben ser una fuerza del bien. Es crítico que los líderes se levanten y usen sus voces en asuntos importantes. Y yo creo que los derechos reproductivos y la igualdad de las mujeres son algunos de los asuntos más importantes de nuestro tiempo".

El aborto es legal en EEUU, pero cada vez hay más obstáculos que restringen el acceso (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AbortosSalud y Mujer
Publicidad