null: nullpx
Coronavirus

#FakeCommuting y otros trucos para sobrevivir al teletrabajo durante la pandemia

¿Quién iba a decir que echaríamos en falta el viaje de ida y vuelta al trabajo? Y, sin embargo, como prueba el auge de la etiqueta #FakeCommute (Falso desplazamiento) el teletrabajo al que obliga la pandemia pone de manifiesto que, en muchos casos, ese tiempo no estaba tan perdido: es una de las claves para hacer la transición entre el empleo y el hogar.


23 Ene 2021 – 09:11 AM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

Esa pausa obligada, ahora lo vemos con claridad, tiene su cometido. Además de emplearse para escuchar la radio, podcasts o hacer llamadas de teléfono, por ejemplo, también es un importante marcador de la transición entre trabajo y hogar y, por extensión, entre las identidades como empleados, por una parte, y madres, padres, esposo o amigos por otra.

Si teletrabajas, es posible que tus identidades explosionen varias veces al día, como me ocurrió recientemente cuando mi hija pequeña apareció disfrazada de unicornio en una clase por Zoom.

¿La solución? Como la vuelta al trabajo presencial no parece estar a la vuelta de la esquina, la propuesta que se extiende para evitar el burnout (o quemarse en el trabajo) es simular la antigua rutina de desplazarse o #FakeCommute. “Proponemos crear un desplazamiento simulado como intervención,” dijo Anna Cox, profesora de la University College en Londres (Reino Unido).


"Temprano para un #fakecommute para ver madrugar y colocar mi cabeza para otra semana de teletrabajo", señala Jan Jonker en Twitter.

"Participar en un 'viaje pretendido al comienzo y al final del día no solo brinda la oportunidad de incorporar algo de actividad física en tu rutina diaria, sino que también permite hacer la transición entre las partes de la vida laboral y no laboral", dice Cox en el Evening Standard.

Este viaje puede consistir en una caminata en un parque o por las calles que rodean tu casa después del desayuno y antes de comenzar a trabajar, trotar o andar en bicicleta. Y al regresar a casa sentarte directamente en el escritorio en lugar de aprovechar para hacer la colada.

Si tienes perro ya tienes excusa para pasear. En casa, y aunque no haría falta, mi esposo como yo llevamos a nuestra hija pequeña (el pequeño unicornio) al colegio todas las mañanas, y aprovechamos para conversar con otras madres y padres.

La clave está en convertirlo en un hábito y, si es posible, incorporar otros elementos, como socializar o hacer ejercicio.

Otros trucos que pueden resultar útiles para sobrevivir el teletrabajo:

Loading
Cargando galería
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés