null: nullpx
Coronavirus

Este grupo de ciclistas lleva donaciones de comida a comunidades mayoritariamente latinas en el epicentro de la pandemia

El equipo de Corona Couriers compra alimentos para los habitantes de bajo ingreso y alto riesgo de contagio en barrios de Nueva York. Los mensajeros usan máscaras, guantes y llevan desinfectante de manos en sus entregas.
Sigue nuestra cobertura completa del coronavirus.
3 May 2020 – 04:57 PM EDT

Yennifer Polanco y su marido perdieron sus empleos debido al coronavirus y al no tener ingresos, no sabía cómo iba a alimentar a sus dos hijos.

La mujer, de 33 años y residente del Bronx, se enteró de un servicio de entrega de comestibles gratis a través de una amiga.

"Llamé a la línea de ayuda y ese mismo día respondieron a mi plegaria", dijo Polanco.

"Me trajeron pollo, plátanos, arroz, café, azúcar... muchas cosas. Llamé el lunes y el martes por la mañana, dos mensajeros llegaron con las compras. Ellos no sólo vinieron a mi ayuda sino que tambien compraron y entregaron comestibles a mi madre. Estoy tan agradecida”, añadió.

Polanco recibió la ayuda gracias a Corona Couriers, un grupo de voluntarios que realiza entregas seguras y sin contacto a los más vulnerables de la ciudad y a los que están aislados en cuarentena.

La comunidad latina ha sido más afectada por el coronavirus que cualquier otra comunidad en Nueva York, al perder más del doble de la tasa de mortalidad de los blancos.

Corona Couriers ha ayudado a aliviar esa carencia.

“Hemos tenido muchos latinos pidiendo ayuda en el Bronx, Brooklyn y el Alto Manhattan, específicamente, pero afortunadamente no sólo estamos sirviendo a mucha gente Latina, sino que tenemos muchos voluntarios que son latinos y personas que hablan español con fluidez", dijo Liz Baldwin, la mujer que fundó el grupo.

El 13 de marzo de 2020 Baldwin se enteró de que la Biblioteca Pública de Nueva York, donde trabajaba, iba a cerrar para "aplanar la curva" de los casos de coronavirus en la ciudad.

“Me pregunté, ¿qué hago ahora? Subí una foto mía a Twitter y escribí, ‘Hola, soy tu vecina y tengo una bicicleta. ¿En qué puedo ayudarte? Y hubo más gente queriendo ayudar que gente pidiendo ayuda. A partir de ahí, ha crecido muy, muy rápido", dijo Baldwin, una bibliotecaria de 31 años que vive en Brooklyn.

El grupo ahora cuenta con más de 450 voluntarios.

Kit Hourig se inscribió en la primera semana de la creación de Corona Couriers. La joven de 31 años ahora hace de administradora para el grupo, y se asegura de que las entregas lleguen al lugar correcto y cuando deben.

"No había ni siquiera 100 personas cuando empecé", dijo Hourig. “Hay tantas cosas buenas que han salido de esto. Nos asociamos con otros grupos de ayuda mutua y estamos buscando formas de ayudar a comunidades como el Bronx que están realmente necesitadas y buscando la forma de hacerlo mejor, como llegar a diferentes grupos”, agregó.

Con la ayuda de donantes y de otro grupo de ayuda mutua llamado Abolition Action Grocery Fund, ellos han podido comprar alimentos para los habitantes de bajo ingreso y alto riesgo de contagio. Todos los mensajeros usan máscaras, guantes y llevan desinfectante de manos en sus entregas.

“Tenemos donaciones limitadas que usamos para financiar alimentos para personas que no pueden salir de sus casas, personas que están inmunodeprimidas o personas que están en cuarentena", dijo Hourig. El pequeño fondo del grupo les ha permitido comprar entregas para unas 10 familias al día. Desde su creación, han podido hacer más de 600 entregas.

El alcalde, Bill de Blasio, se refirió recientemente a la disparidad de incidencia de la enfermedad entre la comunidad latina.

"La verdad es que de muchas maneras los efectos negativos del coronavirus, el dolor que está causando, la muerte que está causando se relaciona con otras profundas disparidades en el cuidado de la salud que hemos visto durante años y décadas en esta ciudad", declaró de Blasio en una conferencia de prensa el 8 de abril.

Baldwin alberga esperanzas de que su grupo seguirá creciendo.

Neoyorquinos toman un respiro de la pandemia en un fin de semana soleado

Loading
Cargando galería

"Creo que ahora hay servicios del gobierno que se están uniendo para servir a estas personas”, dijo Baldwin, “pero seguimos tomando estas solicitudes porque podemos”, agregó.

"A veces no quieres lidiar con la burocracia y prefieres hablar con una persona real que te escuche y te vea, y también, somos todos vecinos”, dijo.

El grupo ahora tiene una cuenta en Twitter, Instagram, y un sitio web donde la gente puede inscribirse para recibir asistencia alimentaria, entrega gratuita o donar al fondo de comestibles

(*) Emilce Quiroz forma parte del Programa de Periodismo en Español de la Newmark-J School de CUNY (NYC), cuya cátedra trabaja en alianza con Univision Noticias y ProPublica para cubrir el tema del coronavirus. / Coordinación Univision Noticias: Tamoa Calzadilla / ProPublica y CUNY: Adriana Gallardo e Inti Pacheco.


Más contenido de tu interés