null: nullpx
Suicidios

El inquietante suicidio de un pastor de California que ayudaba a que otros no se quitaran la vida

El fallecimiento del líder religioso Jarrid Wilson ocurre un año después de que otro ministro decidiera terminar con su vida de la misma manera. Ambos ayudaban a personas deprimidas y con ansiedad.
15 Sep 2019 – 6:42 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- “Amar a Jesús no siempre cura los pensamientos suicidas. Amar a Jesús no siempre cura la depresión”, tuiteó el lunes Jarrid Wilson, pastor de una iglesia de California y fundador de un grupo que ayuda a personas que lidian con la depresión y con ideas de quitarse la vida.

El inquietante mensaje se publicó poco después de que Wilson, de 30 años, quien habló con frecuencia sobre sus problemas de salud mental y sus batallas internas contra una profunda tristeza, ofició el funeral de una mujer que murió por ese motivo. En ese tuit, el pastor pidió oraciones para los deudos.


Pero esa misma noche, Wilson tomó una decisión contraria a lo que predicaba: acabar con su vida. El joven dejó a su esposa y dos hijos pequeños y una congregación de 15,000 fieles en la ciudad de Riverside, a 61 millas al este de Los Ángeles.

“Mi amoroso, generoso, de buen corazón, alentador, hilarante y bondadoso marido se fue con Jesús anoche”, escribió el martes su esposa Julianne en su cuenta de Instagram.


“No más dolor, mi Jerry, no más lucha. Estás completo y finalmente eres libre. El suicidio y la depresión te alimentaron con las peores mentiras, pero tú sabías la verdad de Jesús y yo sé que ahora mismo estás a su diestra”.


La muerte de Wilson ocurrió en la víspera del Día Mundial para la Prevención del Suicidio y un año después de que se suicidara otro pastor californiano de su misma edad y quien también hablaba en sus sermones sobre su padecimiento mental. También dejó una viuda e hijos pequeños.

Unos días antes de arrebatarse la vida, Andrew Stoecklein, de 30 años y quien era dirigente de la iglesia Chino Inland Hills, relató en su prédica cómo luchaba contra sus pensamientos suicidas.

Ambos pastores se conocían y a veces retuiteaban sus pensamientos. “Es tan triste escuchar sobre el fallecimiento del pastor Andrew Steck (sic) de @InlandHills! Mi corazón está con el personal, la iglesia y la familia de Andrew”, publicó Wilson en Twitter en agosto de 2018.

El fallecimiento de Wilson esta semana hace hincapié en un problema creciente en Estados Unidos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), el suicidio es una de las diez principales causas de muerte en este país, cobrando la vida de casi 45,000 personas en 2016, 30% más que en 1999. La tasa ya duplicó a la de homicidios y es incluso más alta en las zonas rurales, advierte un reporte reciente.

Pero los casos de estos pastores californianos muestran cómo también son vulnerables quienes tratan de guiar a las personas que sufren depresión y ansiedad.

“Algunas veces las personas pueden pensar que como pastores o líderes espirituales estamos de alguna manera por encima del dolor y las luchas de la gente común. Somos los que, se supone, tenemos todas las respuestas. Pero no es así”, reflexionó en un blog Greg Laurie, el fundador de la iglesia Harvest Christian Fellowship, donde Wilson era pastor asociado.

“Al final del día, los pastores son solo personas que necesitan acercarse a Dios para encontrar su ayuda y fortaleza todos los días”, agregó Laurie.

Luchando con su salud mental

Wilson se unió hace 18 meses como pastor asociado a la congregación Harvest Christian Fellowship en Riverside. A la par, él y su esposa fundaron el grupo Anthem of Hope, que ayuda a personas que lidian con la depresión y los pensamientos suicidas.

En una entrevista en 2007, el pastor aseguró: “algunos de los santos más brillantes de Dios trataron con la depresión más oscura. Lo que tenemos que entender es que solo porque estás lidiando con depresión o pensamientos suicidas no significa que seas menos creyente o cristiano que cualquier otra persona ".

Tres días antes de quitarse la vida, Wilson advirtió en su cuenta de Twitter que incluso la familia y amistades pueden también afectar la salud mental de una persona.

“Crear límites con personas que son enemigas de tu paz mental es crucial. No importa si son familiares. No importa si son amigos cercanos. No importa si van a tu iglesia. Es 100% posible amar a las personas desde la distancia. Si la forma en que alguien te trata afecta constantemente tu paz personal, debes establecer límites, sin importar cuán drásticos sean esos límites”, expresó Wilson.


En un comunicado, la congregación Harvest Christian Fellowship lamentó que había perdido “una mente brillante” y recordó a Wilson como un hombre “vibrante, positivo y que siempre estaba sirviendo y ayudando a los demás”.

El pastor Greg Laurie contó que su asistente se ocupó repetidamente de la depresión y fue muy abierto sobre sus continuas luchas. “Quería ayudar especialmente a aquellos que estaban lidiando con pensamientos suicidas. Trágicamente, Jarrid se quitó la vida”, lamentó.

Si usted o alguien que conoce tiene pensamientos suicidas, llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-8255.

Lea también:


“Yo intenté quitarme la vida”

Loading
Cargando galería
Publicidad