Salud y Mujer

Con diamantes y Versace, la actriz Rachel McAdams usa un sacaleches en plena sesión de fotos

¿Y por qué no? Eso parecen preguntarse las madres (y padres) que han hecho viral una foto que muestra que amamantar debería ser lo más normal del mundo, incluso en una sesión de fotos.
21 Dic 2018 – 2:33 PM EST

Es muy posible que todas las madres que hemos optado por amamantar a nuestros bebés en público hayamos vivido alguna vez (o muchas, dependiendo del ambiente en el que te muevas) esa desagradable sensación de estar fuera de lugar; algo parecido a lo que experimentas en esas pesadillas en las que de repente te ves en pijama en un lujoso restaurante o en una reunión de trabajo importante. Recordemos que, hasta hace bien poco (2015), Instagram no permitía subir imágenes de mujeres amamantando, y los incidentes con mamás lactantes son más frecuentes de lo que cabría imaginar.

Así pues, no es de extrañar que fotos como la de la actriz canadiense sean recibidas con grandes aplausos (aunque no hay que perder de vista que los sacaleches también son un reclamo para obtener más clics). La historia de la foto es la de cualquier mamá en apuros: McAdams dio a luz en abril y decidió amamantar a su bebé, lo que significa que sus quehaceres se ven interrumpidos por la lactancia cada pocas horas. En esta ocasión, lo que interrumpió es la sesión de fotos, ataviada con diamantes y Versace, de la revista Girls.Girls.Girls.


Claire Rothstein, editora jefe de la revista (que también es mamá), lo vio claro: "Hay un millón de razones por las que quería colgar esta imagen. Obviamente Rachel McAdams luce increíble y fue, literalmente, un sueño trabajar con ella, pero esta imagen también es sobre los seis meses posteriores a dar a luz a su hijo, así que entre fotos ella estaba sacándose leche ya que todavía está amamantando (...). La lactancia es la cosa más normal del mundo y no puedo de ninguna forma imaginar por qué o cómo a alguien le puede asustar o no gustar (...)".


La actriz no es la única famosa en sacar del armario su sacaleches. La campaña #NormalizeBreastfeeding, entre otras, ha conseguido que un creciente número de actores, marcas de moda o influencers se sumen a los esfuerzos por normalizar la lactancia, si bien de una forma mucho más glamourosa y alejada de la realidad de lo que a las madres que no llevamos Versace nos gustaría.

Este otoño, la modelo Valeria García desfiló por la pasarela llevando un sacaleches de última generación, mientras que la modelo Mara Martin hizo lo propio con su bebé en brazos.


"Estoy tan agradecida por poder compartir este mensaje y normalizar la lactancia y también mostrar a otras que las mujeres lo pueden hacer todo", escribió García en su Instagram.

McAdams tuvo el bebé hace ocho meses con su novio, el guionista Jamie Linden. Hasta ahora, se mostró reticente a dar detalles sobre su embarazo, y ni siquiera ha revelado el nombre de su hijo. En una entrevista con el Sunday Times, dijo que quería mantener al bebé fuera del dominio público. "Pero me lo estoy pasando mejor que nunca siendo mamá. Todo sobre ello es interesante, excitante e inspirador para mí. Incluso en los días duros, hay algo delicioso", señaló.

Todo esto está muy bien, y lo celebramos. El siguiente paso sería que McAdams, como el resto de mamás famosas, se decidan a aparecer amamantando en bata, con ojeras y el cabello revuelto (como el resto de la humanidad). Y, sobre todo, que las empresas y autoridades tomen nota y hagan la vida más fácil a las mujeres en un país donde la baja por maternidad no está garantizada y el 25% de las madres vuelven al trabajo dos semanas después de dar a luz. Lo cual, se mire por donde se mire, es una aberración.

Madres defienden su derecho a amamantar en público

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Salud y MujerTrending
Publicidad