Salud es vida

¿Cuál es tu verdadera edad? Quizá seas más joven o más viejo que tus años: prueba con estos tests

Nuestro cumpleaños es apenas uno de los indicadores. Las condiciones físicas, mentales y hasta emocionales también inciden.

Seguro que conoces a alguna persona de 80 años que desborda vitalidad, y también a algún adolescente sin energía para levantarse de la cama. Nuestro cumpleaños habla de nuestra edad cronológica, pero este es solamente un indicador que no siempre coincide con la edad biológica, que marca el desgaste sufrido con el paso de los años.

Hace un tiempo salieron a la luz nuevos datos sobre el triste final de Marilyn Monroe. Con 36 años ya no tenía dientes. Y, junto a ella, tengo muy presente el caso de un conocido de 80 y tantos años energético y lleno de curiosidad que asegura que lo mejor está por llegar.

¿Cuál es nuestra verdadera edad? El ritmo al que envejecen los individuos nacidos el mismo año puede variar considerablemente. E incluso en una misma persona, las diferentes partes del cuerpo envejecen a distintas velocidades.

Este test de vitalidad (puedes hacer tu propio test de vitalidad pinchando aquí) usa un algoritmo que tiene en cuenta cuestiones como el peso, práctica de ejercicio, colesterol o consumo de alcohol, y compara los resultados con los de la población en general. De acuerdo con esta web, como media los americanos son cinco años mayores que su edad cronológica.

Y aquí otro test que también promete darte una idea de tu edad biológica.


Al margen de estas pruebas de vitalidad, las pruebas más serias para calcular la edad biológica utilizan una aproximación biomédica, y miden y comparan parámetros genéticos y biológicos. Pero ninguno de ellos es capaz de capturar en su totalidad la complejidad del envejecimiento, entre otras cosas porque no todos los cambios biológicos relacionados con la edad afectarán a la salud en igual medida.

Para complicar el asunto una pizca más, es importante añadir que la biológica y la cronológica no son las únicas edades. Tenemos también la edad psicológica, que responde a nuestra propia percepción o capacidad de adaptación al entorno; la edad mental, que refleja el grado de desarrollo intelectual alcanzado por una persona; y la edad social, que es la visión que sobre nosotros tienen los demás.

Así que la próxima vez que alguien te pregunte tu edad, puedes contestarle: Pues depende… ¿a qué edad te refieres?

La web How Old no tiene nada de científica, pero resulta divertida. Basta con subir una fotografía para calcular tu edad a partir de la apariencia de la imagen.

¿30 primaveras? Bueno, si ellos lo dicen...


RELACIONADOS:SaludSalud Mental