null: nullpx
Rescates

"Llegó el tiempo de explicar qué pasó", Argentina busca respuestas sobre la desaparición del submarino

A casi un mes del último contacto con la nave ARA San Juan, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, indicó que dos comandantes de la Armada fueron suspendidos en el marco de una investigación interna en el organismo.
13 Dic 2017 – 5:13 PM EST

Dos miembros de la Armada argentina fueron suspendidos en el marco de una investigación interna del organismo con la que buscan esclarecer por qué desapareció el submarino ARA San Juan hace casi un mes y por qué aún no hay rastros, informaron autoridades este miércoles.

Son el comandante de adiestramiento y alistamiento naval, el contraalmirante Luis López, y el jefe de la base de Mar de Plata, el contraalmirante Gabriel González. Ambos fueron inhabilitados preventivamente "mientras dure la investigación", precisó el portavoz de la Armada, Enrique Balbi, en una rueda de prensa este miércoles. Según la agencia AP, la decisión ha generado tensiones dentro del organismo.


"Llegó el tiempo de explicar qué pasó" con el submarino, dijo el ministro de la Defensa, Oscar Aguad, en una entrevista al diario argentino La Nación. "Siempre dijimos que las prioridades eran buscar el submarino y atender a los familiares" de los 44 tripulantes que iban en el sumergible, agregó.

El submarino desaparecido es un modelo TR-1700 de propulsión convencional (diésel-eléctrica) fabricado en Alemania (por Thyssen Nordseewerke). La embarcación puede alcanzar profundidades de hasta 250 metros y tiene 35 años de antigüedad. Posee una autonomía de siete días con sus noches en inmersión antes de tener que regresar a superficie por más oxígeno.

Había partido el 13 de noviembre del sureño puerto de Ushuaia, en la Patagonia, rumbo a su base, en Mar del Plata, 248 millas (400 km) al sur de Buenos Aires. Se esperaba su regreso el siguiente domingo. Dos días después contactaron a las autoridades. Informaron de un cortocircuito y el inicio de un incendio en las baterías, pero no reportaron entonces ninguna emergencia. Esa fue la última comunicación. Navegaban frente al Golfo San Jorge, a 248 millas de la costa argentina.

Entonces trascendió que la nave se encontraba en un punto que justo bordeaba un talud continental con una profundidad máxima de 6,200 metros.


En ese momento, 14 países enviaron personal y material para sumarse a las operaciones, primero de búsqueda de sobrevivientes y luego, solo de la nave. En el rescate participaron 16 buques de la Armada y más de 4,000 hombres, pero a dos semanas de la desaparición no hallaban rastros.

Ahora, la Armada rastrea con cinco buques con sonares el lecho marino a unos 450 kilómetros de la costa. "No tenemos fecha de cese de colaboración para la búsqueda, ni de Estados Unidos, ni del Reino Unido, ni de Rusia", informó Balbi.

Este miércoles, familiares de los tripulantes pidieron al Congreso la creación de una comisión bicameral para investigar 'la verdad' de lo que pasó con el submarino. "Queremos que se les siga buscando y conocer toda la verdad de lo ocurrido. Eso es lo único que importa", dijo a la agencia AFP Luis Tagliapietra, padre del teniente de corbeta Alejandro Damián Tagliapietra, uno de los 44 miembros del personal que se encontraba en el sumergible.

En fotos: Dolor y rabia de los familiares al conocer las malas noticias del submarino argentino

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:RescatesAmérica LatinaArgentina
Publicidad