null: nullpx
Relaciones Internacionales

Obama en Atenas: "La democracia en Estados Unidos es más grande que cualquier persona"

Luego de concluir su visita oficial a Grecia, el mandatario estadounidense irá a Alemania donde se reunirá con Angela Merkel, Francois Hollande, Theresa May y Matteo Renzi.
16 Nov 2016 – 6:39 AM EST

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó hoy en Atenas que la democracia en su país "es más grande que cualquier persona", y por eso es importante garantizar una "transición pacífica del poder".

"El próximo presidente, Donald Trump, y yo no podríamos ser más distintos. Tenemos puntos de vista distintos, pero la democracia estadounidense es más grande que cualquier persona", dijo Obama en un discurso en la fundación cultural Stavros Niarchos luego de haber hecho una visita más temprano por la Acrópolis.

Siguiendo en la misma línea temática que han mantenido desde el arranque de su última gira internacional como presidente, Obama remarcó que la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) es "más fuerte que los fundamentalismos" que amenazan la democracia.

Obama recalcó que la Alianza Atlántica "es más fuerte que nunca" y que el "compromiso continuará, también el de defender a cada unos de los aliados".

"Hoy los ideales (de la democracia) están siendo desafiados", aseveró Obama en su discurso, y afirmó que "la democracia es mas fuerte que una organización como el EI (Estado Islámico), porque es inclusiva y da la bienvenida a las personas y a refugiados que tienen necesidad".


Una visita al Partenón

Obama cerró su último día en Grecia con una visita a la Acrópolis de Atenas, el conjunto monumental más famoso del país. Acompañado por una guía del Ministerio griego de Cultura, entró en el complejo entre las columnas de los Propileos y caminó junto al Partenón, un templo dedicado a la diosa Atenea, considerada patrona de la ciudad de Atenas.

El templo construido en el siglo V está rodeado hoy por andamios debido a labores de restauración. Desde la colina, Obama podía ver la ciudad casi en todas direcciones.

El lugar quedó cerrado al público durante el día para la visita de Obama, celebrada bajo draconianas medidas de seguridad que también han prohibido las manifestaciones en zonas de Atenas y cerrado carreteras y paradas de metro.

Los líderes mundiales prestan una gran atención a las palabras de Obama, y ven paralelismos entre la elección de Donald Trump y el auge de los movimientos populistas y de ultraderecha en sus propios países ante una continuada ansiedad económica.


Obama eligió Grecia, cuna de la democracia, y según dijo, "fuente de muchos ideales y valores que ayudaron a construir Estados Unidos", para dar uno de sus últimos grandes discursos.

Dos meses antes de dejar la Casa Blanca, el presidente tiene previsto aludir a las frustraciones que han alimentado el auge de la retórica populista en ambos lados del Atlántico y llamar a no sucumbir ante el "capitalismo sin alma".

"La globalización, la tecnología y las redes sociales sacudieron muchas vidas", explicó Obama el martes. "La gente se interroga sobre su identidad nacional y su lugar en el mundo".

Sexta visita a Alemania

"Debemos combatir las desigualdades. Responder a los miedos de quienes temen que sus hijos se encuentren en una situación más desfavorable que la suya", dijo Obama.

Tras su visita a Grecia, la primera en sus ocho años en el poder, Obama efectuará su sexto viaje a Alemania, donde se reunirá con la canciller Angela Merkel.

Ambos participarán en una minicumbre junto a los jefes de gobierno británico e italiano, Theresa May y Matteo Renzi, y el presidente francés, François Hollande.

Obama subrayará la importancia de la unión de los europeos, que en los próximos meses podrían presenciar nuevos avances del populismo y la extrema derecha en elecciones como en Francia o Austria.

"Quizás necesiten que alguien como yo desde fuera les recuerde los progresos que han logrado", dijo en su última visita a Alemania este año.

"Desde un punto de vista estadounidense, este viaje es también un reconocimiento de la fragilidad de Europa", subraya Heather Conley, del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, que recuerda los múltiples desplazamientos de Obama al continente durante 2016.

Obama tratará igualmente de tranquilizar a sus interlocutores sobre el futuro de las relaciones transatlánticas, una vez que Trump lo suceda en la Casa Blanca.

Desde hace varios días, Obama no cesa de repetir cuán difícil sería deshacer grandes acuerdos internacionales como el de la lucha contra el cambio climático o el pacto nuclear iraní, que Trump dijo querer revocar.

Obama aseguró el martes que Trump le había asegurado durante su primer encuentro tras las elecciones del 8 de noviembre, que el magnate era partidario de una OTAN fuerte, si bien durante la campaña había puesto en entredicho la cooperación de Washington con la Alianza.

Interrogado sobre la victoria electoral del republicano, el primer ministro griego, Alexis Tsipras, también optó por un discurso tranquilizador.

"Creo que, a corto plazo, pocas cosas cambiarán en las relaciones entre la UE, Grecia y Estados Unidos. Estas relaciones están fundadas en los valores comunes de nuestros pueblos", explicó en la rueda de prensa del martes.

Más contenido de tu interés