Relaciones Internacionales

Crisis en Venezuela lleva a la OEA a analizar su suspensión

Es la primera vez que un secretario general de la OEA invoca la Carta Democrática Interamericana en contra de un Estado miembro. El presidente Maduro denunció ser "objeto de los ataques de la derecha mundial, de la oligarquía y del capitalismo".
31 May 2016 – 10:32 AM EDT

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, invocó este martes la Carta Democrática Interamericana debido "a la alteración del orden constitucional" que experimenta el país sudamericano. De esta forma se convierte en el primer jefe del organismo hemisférico que activa ese recurso en contra de un estado miembro, decisión que podría llevar a su suspensión.

El procedimiento, según especifica el artículo 20 de la Carta Democrática, busca "la realización de las gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios, para promover la normalización de la institucionalidad democrática" y que "si las gestiones diplomáticas resultaren infructuosas o si la urgencia del caso lo aconsejare, el Consejo Permanente convocará de inmediato un periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General para que ésta adopte las decisiones que estime apropiadas".

La inestabilidad política en Venezuela, agravada por una profunda crisis económica e institucional caracterizada por la escasez, la delincuencia y restricciones al consumo de bienes y servicios, ha sido una de las razones por las que Almagro decidió invocar la Carta.

En respuesta, el presidente Nicolás Maduro denunció este martes ante cientos de transportistas que marcharon al Palacio de Miraflores para apoyarlo ser "objeto de los ataques de la derecha mundial, de la oligarquía y del capitalismo". Según Maduro, hay una "campaña mundial brutal" contra Venezuela y para tratar de "intervenir" el país de alguna forma .

Pese a que el presidente dijo que contestará a Almagro en su programa semanal "En Contacto con Maduro", se refirió a él sin nombrarlo como "energúmeno que salió como un fantasma desesperado porque no pudo incendiar Venezuela": "Métase la Carta Democrática donde le quepa. A Venezuela nadie le va a aplicar la Carta Democrática", sostuvo.

Y llamó a la "rebelión nacional frente a las amenazas internacionales".

Según Maduro, a la derecha internacional "se le agota el tiempo" que ellos mismos se habían impuesto para derrocar a su gobierno e "incendiar el país", pero "ganó la paz".

Finalmente, anunció una demanda contra la dirección de la Asamblea Nacional por "usurpar atribuciones exclusivas del presidente de la República" en materia de política exterior.


Mientras tanto, Argentina ya solicitó una sesión extraordinaria del Consejo Permanente del organismo para este miércoles haciendo uso de su papel como presidente rotativo.

Esta decisión es vista como el paso siguiente a la presentación el lunes de un informe de 132 páginas donde Almagro pide el procedimiento que "deberá atender a la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático" de Venezuela.

En el informe Almagro habla de una crisis humanitaria debido a la escasez de productos básicos, alimentos y medicamentos, de falta de seguridad ciudadana, de carencia de ética política en la gestión de gobierno, de la existencia de presos políticos a consecuencia de "la criminzalización de las protestas" y de la falta de separación e independencia de los poderes públicos, entre otros argumentos para solicitar la activación de la Carta.

El secretario general también demanda "cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo" para evitar caer "en forma inmediata en una situación de ilegitimidad".

"La continuidad de las violaciones de la Constitución, especialmente en lo que refiere a equilibrio de poderes, funcionamiento e integración del Poder Judicial, violaciones de derechos humanos, procedimiento para el referéndum revocatorio y su falta de capacidad de respuesta respecto a la grave crisis humanitaria que vive el país" debe llevar -segun dice Almagro en su informe- a que la comunidad hemisférica proceda con el artículo 20 de la Carta.

Según el artículo 21 de la Carta Democrática, "cuando la Asamblea General convocada a un período extraordinario de sesiones constate que se ha producido la ruptura del orden democrático en un Estado Miembro y que las gestiones diplomáticas han sido infructuosas, conforme a la Carta de la OEA tomará la decisión de suspender a dicho Estado Miembro del ejercicio de su derecho de participación en la OEA con el voto afirmativo de los dos tercios de los Estados Miembros. La suspensión entrará en vigor de inmediato".

Venezuela: imágenes de un país al borde del colapso

Loading
Cargando galería


Una vez la OEA comience las gestiones diplomáticas establecidas en la Carta, el principal objetivo será el "restablecimiento de la democracia en el Estado Miembro afectado".

Hace algunos días, en una dura comunicación escrita que elevó a otro nivel un creciente toma y dame de insultos, Luis Almagro calificó de traidor al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por la manera como está manejando la profunda crisis social y política que vive el país sudamericano.

"Traicionas a tu pueblo y a tu supuesta ideología con tus diatribas sin contenido, eres traidor de la ética de la política con tus mentiras y traicionas el principio más sagrado de la política, que es someterte al escrutinio de tu pueblo", dijo el diplomático uruguayo al frente del organismo continental.

En respueta, el presidente Nicolás Maduro aseguró que "Almagro es un traidor hace tiempo. Algún día contaré su historia. Se lo dije a 'Pepe' Mujica (el expresidente de Uruguay) en su momento. Fue una jugada maestra que hicieron los gringos, la CIA, con un agente… Almagro".

Lea también:

Publicidad