publicidad
El primer hallazgo desconcertó a los investigadores: a dos tercios de los médicos disciplinados por mala conducta sexual en el estado de Georgia se les permitió practicar de nuevo.

Investigación señala a médicos de todo el país de haber abusado sexualmente de sus pacientes

Investigación señala a médicos de todo el país de haber abusado sexualmente de sus pacientes

Un revelador trabajo de The Atlanta Journal-Constitution deja al descubierto todo tipo de abusos cometidos por médicos de diversas especialidades en Estados Unidos y cómo la mayoría ha logrado continuar practicando su profesión.

El primer hallazgo desconcertó a los investigadores: a dos tercios de lo...
El primer hallazgo desconcertó a los investigadores: a dos tercios de los médicos disciplinados por mala conducta sexual en el estado de Georgia se les permitió practicar de nuevo.

Médicos que toquetean los genitales de sus pacientes bajo la excusa de un reconocimiento, que tienen una erección en plena consulta o que se valen de los efectos de la anestesia para violarlos. Esto y mucho más figura en una investigación que The Atlanta Journal-Constitution acaba de sacar a la luz, en la cual también muestran cómo estos médicos han logrado librarse de las penas y continúan ejerciendo.

En Doctors & Sex Abuse, el equipo examinó documentos que describen todo tipo de abusos sexuales de médicos en todos los estados del país. Estos casos figuran en los registros públicos porque las víctimas hicieron denuncias que luego fueron negadas por los presuntos responsables y, muchas, desestimadas por las autoridades.

publicidad

El periódico comenzó la investigación tras un primer hallazgo que les desconcertó: hace un año descubrieron que en Georgia a dos tercios de los médicos disciplinados por mala conducta sexual se les permitió practicar de nuevo.

Muchos de los implicados son figuras respetadas en sus comunidades y en...
Muchos de los implicados son figuras respetadas en sus comunidades y en los centros de salud donde trabajan.

El AJC obtuvo y analizó más de 100,000 documentos disciplinarios y otros registros de todo el país. Los reporteros identificaron que más de 3,100 médicos fueron disciplinados públicamente desde el 1 de enero de 1999, tras haber sido acusados de delitos sexuales. Más de 2,400 fueron sancionados por violaciones relacionadas a los pacientes. El resto fue sancionado por acoso sexual a empleados o por delitos como la pornografía infantil, indecencia pública o asalto sexual.

Hablan de profesionales de diversas áreas de la medicina, como psiquiatras, neurólogos, radiólogos o pediatras, quienes se aprovecharon de los momentos de vulnerabilidad de sus pacientes. Las víctimas son igual de diversas: bebés, adolescentes, ancianos mayores de 80 años, drogadictos o ex presidiarios.

De los 2,400 médicos disciplinados públicamente, la mitad todavía tiene licencias porque se les ha dado una segunda oportunidad o porque los casos han dado giros inesperados. También hay quienes tienen varias denuncias y ninguna ha trascendido porque estas permanecen ocultas. ¿La razón? Los hospitales manejan los casos en secreto.

Los médicos aprovechan momentos de mayor vulnerabilidad, como cuando los...
Los médicos aprovechan momentos de mayor vulnerabilidad, como cuando los pacientes están anestesiados.

Otros perdieron su licencia, pero lograron recuperarla al mudarse a otro estado. Al parecer, algunos son más tolerantes que otros: en Georgia y Kansas, por ejemplo, permitieron que dos de cada tres médicos disciplinados públicamente volvieran a la práctica, mientras que en Alabama, fueron casi tres de cada cuatro y en Minnesota, cuatro de cada cinco.

En el reportaje hay testimonios de víctimas y diferentes actores involucrados, como David Clohessy, director ejecutivo de SNAP, una organización que apoya y defiende a las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes y médicos. Clohessy atribuyó parte de la situación a que muchos estadounidenses ven a los médicos con demasiada deferencia y respeto: "Así que cuando cruzan la frontera y sus manos entran en los lugares equivocados, estamos en estado de shock, paralizados, confundidos, tenemos miedo. Simplemente no queremos creer que un médico es capaz de esto”.

publicidad

Aclaran los periodistas que si bien la gran mayoría de los 900,000 médicos del país no abusan sexualmente de sus pacientes, este es un fenómeno similar al de los abusos cometidos por los sacerdotes: se saben y se encubren.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad