Presos

"El Güero" Palma está preso nuevamente en México, ahora por el asesinato de dos personas cometido en 1995

“¿Estoy detenido?”, habrían sido las primeras palabras de Palma Salazar una vez en territorio mexicano. Y aunque un agente de la fiscalía mexicana le respondió con un “No, señor”, apenas pasaron horas para que fuera llevado a una cárcel de máxima seguridad.
16 Jun 2016 – 10:28 AM EDT


A su llegada a México, después de cumplir nueve años de condena en Estados Unidos por tráfico de drogas, el narcotraficante mexicano Héctor Luis “El Güero” Palma fue internado en la prisión de máxima seguridad de El Altiplano, en el céntrico Estado de México. Esa misma prisión es la misma de donde escapó la última vez su otrora aliado Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Palma Salazar, hoy de 56 años, fue entregado el miércoles por autoridades estadounidenses a funcionarios del mexicano Instituto Nacional de Migración en Matamoros, Tamaulipas. Vía aérea llegó más tarde a la capital mexicana y se le envió al Centro Federal de Readaptación Social número 1, después de que la Fiscalía General del Estado de Nayarit le emitiera una orden de aprehensión por ser probable responsable de dos asesinatos que se cometieron en esa entidad.

Antes de llegar a la prisión, al hombre de figura mucho más delgada de lo que se recuerda en las fotos de su detención, le fueron practicados diversos exámenes médicos. La web del periódico Milenio afirma que uno de los abogados del mexicano le informó por escrito a un juez en California que su cliente padece de hemorroides, una hernia inguinal y problemas en la visión.



"El imputado permanecerá internado en el centro durante el desahogo del proceso judicial correspondiente", añadieron las autoridades mexicanas en un comunicado.

El programa radiofónico Panorama Informativo dio cuenta que los dos crímenes que se le imputan en Nayarit son el de un subcomandante de la policía estatal que también trabajaba para el narco, hecho ocurrido en 1995 y en el que otra persona murió.

“¿Estoy detenido?”, habrían sido las primeras palabras de Palma Salazar una vez en territorio mexicano, informó la web del periódico mexicano Reforma. Y aunque un agente de la fiscalía mexicana le respondió con un “No, señor”, apenas pasaron horas para que fuera llevado a una prisión en su país.

Todos los operativos de traslado del narcotraficante en territorio mexicano fueron fuertemente custodiados por agentes por aire y tierra.

Tras la fuga de “El Chapo” Guzmán en julio de 2015 de El Altiplano a través de un túnel de kilómetro y medio de longitud que conectaba su celda con una casa en construcción, las autoridades penitenciarias de México afirman que reforzaron las medidas de seguridad en la cárcel del ámbito federal a la que fue enviado “El Güero” Palma, pese a estar siendo investigado por delitos del fuero común.

Palma Salazar fue extraditado a Estados Unidos en 2007, luego de pasar cinco años de prisión en México. Se declaró culpable de traficar 50 kilos de cocaína, lo cual le valió una condena de 16 años de prisión, incluyendo los cinco que ya había pasado preso en México. Su sentencia se redujo por buena conducta.

Héctor Luis Salazar y Guzmán Loera --quien hoy día se encuentra en una prisión de Ciudad Juárez a la espera de ser extraditado a Estados Unidos-- encabezaron juntos violentos episodios del cártel de Sinaloa, principalmente al enfrentarse al cártel rival de los Arellano Félix.

Una de las más sangrientas páginas de este enfrentamiento fue el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en el estacionamiento del aeropuerto de Guadalajara en 1993, cuando aliados de los Arellano Félix confundieron el convoy del religioso con el de "El Chapo" y abrieron fuego mortal.

Publicidad