Yo sí cumplo mi promesa: la estadounidense que se va del país por la victoria de Donald Trump

Marsha Scarbrough, una californiana de 70 años, decidió marcharse tras el triunfo del magnate. El próximo 7 de marzo toma un avión para España... y lo hace sin pasaje de vuelta.
24 Feb 2017 – 11:58 AM EST

“Si gana Trump, me voy del país”. Fueron muchos los que ante la sola posibilidad de ver a Donald Trump sentado en el Despacho Oval se aprestaron a anunciar que saldrían corriendo antes que vivir bajo la presidencia del magnate. Entre muchos, algunos tan conocidos como las cantantes Cher y Miley Cyrus o los actores Whoopie Goldberg y Samuel L. Jackson.

El 8 de noviembre llegó, Trump ganó y, por ahora, ninguno de ellos ha cumplido su promesa.

No es el caso de Marsha Scarbrough, una estadounidense que a sus 70 años vio en el triunfo de Trump el impulso que necesitaba para lanzarse a “una gran aventura hacia el final de mi vida”.

Su caso pone rostro a los miles de ciudadanos que, como Cher y Miley Cyrus, sostuvieron que preferirían vivir en otro país ante la posibilidad de que Trump fuera el ganador. No existen datos sobre cuántos han cumplido (o están tratando) de cumplir su promesa. Lo único cierto es que el éxodo que se esperaba no se cumplió. El día de las elecciones estadounidenses, la página del gobierno de Canadá colapsó ante la gran cantidad de personas que se lanzaron a buscar información sobre cómo marcharse al otro lado de la frontera norte. Al final, aquellos presagios no se han cumplido.

Pero Scarbrough ya tiene su pasaje comprado y no hay marcha atrás. Además, lo hace sin pasaje de vuelta. “No tengo planeado volver. He vivido en Estados Unidos por 70 años, quiero probar ahora otras cosas diferentes”, explica a Univision Noticias por teléfono.

Un país con "miedo"

Nacida en 1947 en Los Ángeles, donde ha vivido toda su vida excepto por los últimos 10 años, esta californiana se marcha, con la duda de si el nuevo presidente ganó limpiamente las elecciones. “Creo que Trump y los rusos hackearon las elecciones. No estoy segura de que fueran unas elecciones legítimas. Necesitamos más información para saber lo que pasó”, explicó.

Por ahora, pese a que hay constancia de que miembros del equipo de Trump estuvieron en contacto con Rusia, no hay informaciones de que el Kremlin y el candidato conspiraran para asegurarse la victoria. Así que, sin la posibilidad en el horizonte de que Trump sufra un juicio político, se marcha.


El próximo 7 de marzo tomará su vuelo hasta Madrid. Dejará así su vida en Estados Unidos, un país que le ha mostrado una cara que no le gusta. El resultado electoral se aleja, según ella, de los valores de “diversidad y convivencia” en los que se fundamenta Estados Unidos. “Somos el 'melting pot'”, se queja, haciendo referencia a la expresión que indica que este país está formado por la mezcla de personas de todo el mundo.

Para ella, la victoria de Trump refleja el profundo “miedo” que hay en algunas capas de la sociedad, pero en última instancia señala al multimillonario como el culpable, el orquestador de una campaña con la que “fue capaz de enfrentar a la gente, unos contra otros, y aprovecharse de ello”.

Así que se va. No quiere vivir en un país que da la espalda a los valores con los que ella creció y convivió. Pese a haber nacido en una familia republicana, ella siempre se consideró liberal y vivir en Los Ángeles, California, y Santa Fe, Nuevo México, solo apuntaló sus creencias. Por eso no es raro que, tras estudiar periodismo, acabara trabajando en la meca del cine por décadas. Durante 20 años ejerció como asistente de director, algunos tan reconocidos como Clint Eastwood.

Pero tras “un trabajo muy interesante, pero también muy agotador físicamente”, ha decidido volver a viajar y dedicar tiempo a su faceta literaria. Autora de dos libros ( Medicine Dance y Honey in the river), espera que su tiempo en la Península Ibérica le permita volver a tomar la pluma e incluso trabajar como freelance.

Un visado para retirados

Con esta idea comenzó su búsqueda de información sobre cómo una estadounidense puede vivir en otro país. Descubrió que podía adquirir un visado de retiro ('residence visa for retirees', en inglés) por lo que la victoria de Trump la empujó definitivamente a dar el salto.

Atrás quedará el martirio burocrático que le exigía justificar que cuenta con unos ingresos anuales de 25,500 euros (más de 27,000 dólares) y no tiene antecedentes penales. Además, tuvo que demostrar que no iba a ser una carga para el sistema sanitario español y que tenía un lugar donde quedarse en Madrid.

Todo ello supuso un gran trabajo y mucho tiempo, razón por la que Scarbrough considera que muchos que afirmaron que se irían con Trump no lo hicieron. “Fue un proceso burocrático largo y complicado el obtener mi visa. Este proceso conlleva un tiempo. Incluso si eres rico como Cher o Whoopie Goldberg tienes que seguir un proceso legal para vivir en otro país”.

Sin embargo, no cree que ni esto pare a todo el mundo: “Tal vez los que prometieron irse, mantienen su palabra y lo hacen al final”.

La decisión de vivir en España no fue tan difícil. Como buena viajera, se ha dedicado a recorrer por el mundo en busca de nuevas culturas. “En los últimos años ha conocido numerosos destinos. Me encanta México, América Central, América del Sur, pero cuando estuve en España me quedé prendada del 'joie de vivre' (alegría de vivir) de los españoles”, afirmó.

Además, Madrid tiene el clima suave que había puesto como condición para mudarse y el ambiente cultural vibrante que necesita y que disfruta.

Cuando ponga el pie en el aeropuerto de Barajas, lo hará con poco equipaje, pero con el trabajo adelantado: ya tiene amigos, algunos de cuando ella se desempeñó como profesora de inglés y algunos de sus alumnos eran españoles.

Por ahora, nadie a su alrededor va a seguir su ejemplo. Pese a que está rodeada de personas a las que también les disgusta el nuevo gobierno, ninguna ha tomado la decisión tan drástica de cerrar la puerta y marcharse del país. Pero ella avisa: “Todo va a depender de cómo se vayan desarrollando los acontecimientos”.

En fotos: El primer mes de Donald Trump en la presidencia.

Cada día una foto: El primer mes de Donald Trump en la presidencia

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Donald TrumpEspaña
Publicidad