null: nullpx

Vestido de jugador de hockey, Putin pide que no se molesten con él por el despido de James Comey

El presidente ruso dio una extraña entrevista a CBS justo antes de salir a participar en un juego de hockey y aseguró que Trump actuó dentro de sus competencias.
10 May 2017 – 4:37 PM EDT

La escena parece sacada de un Saturday Night Live o de un programa humorístico similar: el presidente de Rusia Vladimir Putin (no un doble descamisado) se acerca enfundando en traje de jugador de hockey, casco en mano a una periodista que lo espera al final del túnel de entrada al campo de juego. Se detiene ante ella, pone el bastón bajo su brazo izquierdo para poder darle la mano y se dispone a responder lo que le van a preguntar.

“¿Cómo afectarán las relaciones con EEUU el despido del director (del FBI) James Comey?”, se oye preguntar en inglés sobre un estruendo musical a la corresponsal de la cadena estadounidense CBS, Eliza Palmer.

Putin espera la traducción (quizá para verificar que le estaban preguntando semejante cosa), se encoje de hombros y dice: “No tendrá ningún efecto en lo absoluto”.

Una cierta sonrisa se percibe en los ojos del mandatario, quien de hecho dice a continuación: “Su pregunta me parece muy graciosa “.

“No esté molesta conmigo. Nosotros no tenemos nada que ver con esto”, asegura Putin, haciendo velada referencia a la investigación de los contactos entre la campaña del presidente Donald Trump y funcionarios de inteligencia rusa que el FBI y el Congreso han estado llevando a cabo.

Respaldo no solicitado

Pese a que la Casa Blanca asegura que el despido de Comey, siete años de que se cumpliera su tiempo frente al FBI, se debió a que incumplió procedimientos de departamento de Justicia al informar a la prensa la conclusión de una investigación sobre los email de Hillary Clinton, algunos en Washington aseguran que su salida tuvo que ver con la profundización de las pesquisas del entorno de Trump.


“El presidente Trump está actuando en concordancia con sus competencias y en concordancia con sus leyes y Constitución (…) Qué tenemos que ver nosotros”, remata el presidente ruso en lo que puede ser interpretado como un raro respaldo de un presidente extranjero calificando a legalidad de una acción tomada por otro gobierno.

Antes de finalizar la entrevista, el mandatario invita a la periodista a hacer como él y jugar un partido de hockey sobre hielo.

Por cierto que en el partido, una gala especial realizada en la ciudad de Sochi, en el estadio que sirvió a los Olimpíadas de Invierno de 2014, Putin sufrió una aparatosa caída.

¿¿En serio??

Horas antes, en Washington, durante una reunión con el secretario de Estado Rex Tillerson, el canciller ruso Sergey Lavrov reacionó con una respuesta entre bromista e irónica cuando se le preguntó su opinión sobre el despido de Comey.

“¡¿Lo despidieron?! Estás bromeando, estás bromeando”, dijo Lavrov fingiendo sorpresa a los periodistas cuando se retiraba junto a Tillerson.

La semana pasada, en una interpelación ante un comité del Congreso, Comey aseguró que Rusia sigue ejerciendo una influencia en la política estadounidense.

En enero, la comunidad de inteligencia presentó un informe en el que indicaba que el gobierno ruso y el presidente Putin estaban detrás del hackeo al Comité Nacional Demócrata y en general las acciones con las que buscaron perjudicar la candidatura presidencial de Clinton.

Aunque nadie ha dicho aún por qué los rusos habrían querido afectar el proceso democrático estadounidense, muchos concuerdan en que las relaciones entre Putin y Clinton eran malas desde los tiempos en que ella ejerció la jefatura de la diplomacia estadounidense.

Comey había idhoc al Congreso que los rusos "detestaban" a Clinton, bajo cuyo desempeño las relaciones entre Moscú y Washington sufrieron el mayor deterioro de las última s décadas,

Los 10 momentos que llevaron a la abrupta salida de James Comey del FBI

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés