null: nullpx

Trump quiso despedir al fiscal especial Mueller pero la amenaza de renuncia de un asesor legal de la Casa Blanca lo detuvo, según reporte

Según el diario 'The New York Times', el presidente cambió de parecer cuando su consejero legal de la Casa Blanca advirtió de que dejaría su cargo si tomaba esa decisión. El mandatario desacreditó estas informaciones calificándolas como "noticias falsas".
25 Ene 2018 – 08:37 PM EST
Comparte
Cargando Video...

El presidente Donald Trump quiso despedir al fiscal especial que investiga el llamado 'Rusiagate', Robert Mueller, pero cambió de idea luego de que el consejero legal de la Casa Blanca, Donald F. McGahn II, amenazara con renunciar a su puesto antes de cumplir con esa orden, según informó el diario The New York Times . El mandatario despreció este vierenes el reporte, que calificó de "noticias falsas".

El periódico cita a cuatro personas con conocimiento de la situación, que se habría producido en junio aparentemente por la molestia del presidente de que Mueller lo estuviera investigando por una posible obstrucción de la justicia.

De acuerdo con la nota del Times, publicada el jueves por la tarde, al principio el mandatario argumentó que Mueller tenía tres conflictos de interés que le impedían realizar su trabajo de manera imparcial.


Primero, una supuesta disputa por costos en el Trump National Golf de Sterling, en Virginia, que habría llevado al director del FBI de entonces a renunciar a su membresía. Segundo, que Mueller había trabajado recientemente para una firma legal que representó a su yerno Jared Kushner. Y tercero, que el fiscal especial había sido entrevistado para que regresara al FBI justo la víspera de su nombramiento como fiscal especial.

Ante esos argumentos, el consejero legal de la Casa Blanca, Donald F. McGahn II, explicó que el despido de Mueller generaría más dudas sobre si la presidencia estaba intentando obstruir la justicia, como se especula desde que Trump despidió a James Comey como jefe del FBI y líder de la investigación del 'Rusiagate', el caso que motivó la creación de la fiscalía especial.

McGahn se rehusó a cumplir con la orden de solicitar al Departamento de Justicia que despidiera al fiscal especial y amenazó con renunciar –aunque no lo planteó directo al presidente–, de acuerdo con las fuentes que hablaron con el diario bajo condición de anonimato. En ese momento, el presidente desistió de su decisión de pedir la renuncia de Mueller.

"Noticias falsas"

Apenas unas horas después de la publicación del artículo, el presidente Trump, despreció la información que revela el diario. Desde Suiza, donde se encuentra para participar en el Foro Económico Mundial de Davos, el mandatario calificó el artículo de 'noticias falsas'.

"Noticias falsas. Noticias falsas. Típico del New York Times. Crónicas falsas", dijo Trump a los periodistas a su llegada al forno internacional para pronunciar su discurso.

Tensa relación

La relación entre Trump y McGahn no es nueva. Este abogado republicano fue su principal defensor durante la disputada campaña presidencial de 2016 y ha estado involucrado en casi todas las decisiones claves del presidente. Entre ellas, el despido de Comey, siendo este uno de los puntos en los que el fiscal especial Mueller indagaría en un eventual interrogatorio.

Se sabe que a Trump le cayó muy mal que se nombrara una fiscalía especial para investigar el 'Rusiagate', aunque eso sucediera como consecuencia directa de su decisión de despedir a Comey con el argumento de que había recibido el consejo del Departamento de Justicia por su supuesto mal manejo de la investigación de los correos electrónicos de Hillary Clinton.

Pero después el mandatario se desmintió a sí mismo en una entrevista de prensa cuando reconoció que pensaba despedir al jefe del FBI independientemente del consejo de sus asesores, por su insistencia en seguir investigando el 'Rusiagate'.


A los pocos meses del nombramiento de Mueller como fiscal especial, se especuló que el presidente estaba considerando botarlo para cerrar la investigación, que él llama constantemente "la mayor cacería de brujas de la historia" y un desperdicio de dinero del contribuyente.

Las especulaciones llevaron a congresistas de ambos partidos a advertirle que deshacerse de Mueller desataría una crisis constitucional y un eventual juicio político por intento de obstruir una investigación federal.

Un grupo bipartidista presentó a fines de año un proyecto de ley que protegería a la oficina de la fiscalía especial, que está bajo la autoridad del Departamento de Justicia.

A mediados del año pasado, aproximadamente por los mismos días que el presidente supuestamente ordenó el despido de Mueller, el equipo de abogados personales de Trump había empezado una agresiva campaña para sembrar dudas sobre el equipo que integra la fiscalía especial.

La queja de la Casa Blanca era que la mayoría de los integrantes de la oficina supuestamente eran demócratas, aunque no suministraran evidencias de un reclamo que, los expertos consideran, es fundamentalmente irrelevante.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:PolíticaRusiagate

TELEVISIÓN DE PRIMERA SIN LÍMITES, GRATIS Y EN ESPAÑOL

Más contenido de tu interés