null: nullpx

Trump insiste en usar el atentado de Londres para pedir que se apruebe la versión "aguada" de su veto migratorio a musulmanes

El presidente, aprovechando la tragedia de Londres, recuperó su retórica extrema y criticó al Departamento de Justicia por defender ante el Supremo la versión "políticamente correcta" y "aguada" de su primer veto migratorio.
5 Jun 2017 – 7:51 AM EDT

El presidente Donald Trump utilizó el atentado de Londres de este fin de semana para criticar el veto migratorio revisado y pidió un proceso más rápido para superar el bloqueo después de que varias cortes impidieran que entrara en vigencia.

En una serie de mensajes en Twitter, el mandatario atacó al Departamento de Justicia por no defender el "veto migratorio original, no el aguado (y) la versión políticamente correcta que enviaron a la Corte Suprema".

En todo caso, Trump subrayó que dicho Departamento debería pedir un proceso de audiencias "acelerado" y justificó su polémica orden ejecutiva porque "ayuda a mantener seguro nuestro país".

La medida que había impuesto el gobierno de Trump era un veto migratorio de 90 días a ciudadanos provenientes de Irak, Irán, Siria, Libia, Somalia, Sudán y Yemen, así como la prohibición de entrada a refugiados por 120 días y a sirios de manera indefinida. En la segunda versión, que también fue paralizada, la administración suavizó el texto realizando varias modificaciones, como retirar a Irak de la lista de países vetados.

Trump insistió en que él llama su orden ejecutiva "veto migratorio", contraviniendo así a parte de su equipo que trataron de desligar la iniciativa de la nueva administración de este tipo de lenguaje. Sin embargo, el presidente sostuvo que " los abogados y las cortes pueden llamarlo como quieran, yo lo llamo lo que necesitamos y lo que es, un VETO MIGRATORIO".

Sus palabras pueden complicar el proceso legal de su orden ejecutiva dado que algunos jueces la paralizaron precisamente porque era un "veto migratorio".

Durante la campaña, el entonces candidato causó un terremoto político al solicitar un "cierre total y completo" que impidiera la entrada de inmigrantes musulmanes en Estados Unidos.

Asimismo, Trump aprovechó para criticar nuevamente a los jueces a los que, como ha hecho en numerosas ocasiones, acuso de ser "lentas" y "estar politizadas".

El veto migratorio "aguado"


A principios de marzo, el gobierno de Trump aprovó una segunda orden ejecutiva para sustituir su polémico primer decreto que generó un caos en aeropuertos, incertidumbre entre inmigrantes, protestas generalizadas y que, finalmente, fue bloqueado en cortes. Pese a que limaba alguno de los aspectos más polémicos, aunque mantenía el hecho de impedir la entrada por 90 días a Estados Unidos de seis países de mayoría musulmana.

La nueva orden ejecutiva estaba dirigida a personas provenientes de Irán, Libia, Somalia, Sudán, Siria y Yemen, países que la Casa Blanca considera que tienen problemas con el terrorismo.

Este nuevo decreto el gobierno de Trump acogió algunas de las sugerencias hechas por una corte de apelaciones, pero inmiediatamente grupos de defensa de los derechos humanos la recurrieron y, finalmente, las cortes volvieron a bloquearlo.


Con esta segunda orden ejecutiva, que ahora Trump critica y califica de "aguada", la anterior quedaba anulada y pierdía su vigencia.

En esta nueva versión no incluía a los ciudadanos de Irak ni a los de los países incluidos en el documento que hubieran obtenido un visado desde antes del 27 de enero o dispongan de residencia permanente en Estados Unidos.

De la misma manera, el programa de refugiados quedó suspendido por 120 días y no se aceptaban más de 50,000 en un año, un número muy inferior a los 110,000 previstos por el gobierno de Barack Obama.

La entrada de refugiados sirios quedó limitada a este mismo periodo de tiempo, poniendo así fin al bloqueo permanente estipulado en la orden anterior.

Este nuevo decreto, que Trump firmó sin cámaras de televisión como hizo en la ocasión anterior, debía entrar en vigor el 16 de marzo para evitar las complicaciones de una implementación inmediata como ocurrió en enero.


En fotos: fin de semana de protestas contra Trump en EEUU

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:PolíticaDonald TrumpInmigración

Más contenido de tu interés