null: nullpx

Trump asegura que le agradecerán haber echado a James Comey del FBI

El presidente ignora el rechazo de demócratas y la preocupación de republicanos que generó el intempestivo descabezamiento del FBI mientras lleva a cabo una investigación que involucra a gente de su entorno y posiblemente a él mismo.
10 May 2017 – 8:54 AM EDT

Como los padres severos que aseguran que "lamentan" imponerle castigos a sus hijos se presentó la mañana del miércoles el presidente Donald Trump al comentar en su cuenta de Twitter el despido sorpresivo del director del FBI James Comey que él ordenó la tarde anterior.

Aunque la decisión del presidente generó rechazo entre los demócratas y preocupación entre los republicanos, pues se dio cuando el FBI aún investiga los posibles contactos entre la campaña de Trump y la inteligencia de Rusia, el mandatario parece confiar en que el tiempo lo reivindicará.

"Comey perdió la confianza de casi todos en Washington, tanto de los republicanos como de los demócratas. Cuando las cosas se calmen me lo agradecerán", escribió Trump en su cuenta de Twitter.


Además, poco después retuiteó un reporte en el que Drudge Report desglosa "10 escándalos" que según ese medio ocurrieron mientras Comey lideró el FBI, en lo que resulta un extraño respaldo desde la Casa Blanca a acusaciones no bien explicadas contra la principal agencia federal de investigaciones.

En el séptimo puesto el medio afirma, sin ofrecer evidencias, que el FBI hizo un "inusual acuerdo" con asesores de la excandidata presidencial Hillary Clinton para darles inmunidad y permitirles que destruyeran sus computadoras durante la investigación sobre el uso de un servidor privado para enviar y recibir correos cuando era secretaria de Estado.

Drudge Report menciona otros momentos en los que considera que el FBI falló, como cuando un atacante abrió fuego en el club Pulse de Orlando, Florida, matando a decenas de personas. Sin embargo, el presidente y su fiscal general, Jeff Sessions, sustentaron el despido de Comey solo en su manejo de la investigación sobre Clinton.

Trump dijo en otro tuit que Comey, cuyo cargo vencía en 2023, será reemplazado por un funcionario que "hará un trabajo mucho mejor, rescatando el espíritu y prestigio del FBI", algo que se asemeja a lo que escribió en la carta de despido.

Y, en otro, criticó a los demócratas que cuestionaron su decisión. Se refirió específicamente en un tuit al líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer, quien consideró como un "gran error" la salida de Comey de la jefatura del FBI y se preguntó si se debió a que las investigaciones sobre los supuestos lazos de la campaña de Trump con Rusia habían llegado demasiado cerca del presidente.

La decisión de Trump generó resquemor pues es apenas la segunda ocasión en la que un director del Buró Federal de Investigaciones (FBI) es despedido del cargo. La primera fue durante el gobierno de Bill Clinton, quien poco después de asumir despidió a William Sessions, nombrado durante el período en que Estados Unidos vendió armas al gobierno iraní para financiar al movimiento Contra de Nicaragua.

Ve también:


Los 10 momentos que llevaron a la abrupta salida de James Comey del FBI

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés