publicidad
Senado mantiene fondos de Planned Parenthood

Senado bloquea suspensión de fondos para Planned Parenthood

Senado bloquea suspensión de fondos para Planned Parenthood

Los republicanos no lograron la mayoría que necesitaban para quitar los fondos a Planned Parenthood.

Senado mantiene fondos de Planned Parenthood
Senado mantiene fondos de Planned Parenthood

El Senado de EE.UU. votó este lunes por primera vez sobre la posibilidad de retirar todos los fondos federales a una organización de planificación familiar que lleva a cabo abortos a nivel nacional, Planned Parenthood, tras revelarse que vende tejidos de fetos a investigadores médicos.

Con 53 votos a favor y 46 en contra, los senadores republicanos no lograron la mayoría que necesitaban para proceder con un voto destinado a quitar los fondos a Planned Parenthood, una causa que ha cobrado fuerza entre los conservadores y ha llevado incluso a algunos legisladores a amenazar con paralizar el Gobierno federal.

La polémica se generó a lo largo del mes de julio, cuando salieron a la luz cuatro vídeos grabados con cámara oculta por una organización antiabortista, en los que representantes de Planned Parenthood conversaban sobre la venta del tejido de fetos abortados por "entre 30 y 100 dólares" para propósitos de investigación.

Vender partes de fetos es ilegal en Estados Unidos, pero Planned Parenthood ha defendido enérgicamente que solo cobra por ellos lo suficiente para cubrir sus propios costes para preservar y transportar el tejido fetal hasta los investigadores, algo que sí permite la ley federal.

En cualquier caso, la polémica ha agravado la suspicacia de muchos republicanos hacia esa organización, que recibe más de 500 millones de dólares al año en fondos federales, la mayoría a través de subvenciones y del programa de seguros médicos para personas con bajos recursos, Medicaid.

publicidad

La organización no solo lleva a cabo abortos, sino que asesora sobre la salud reproductiva y proporciona pruebas de cáncer de mama y cáncer cervical, además de exámenes y tratamientos para enfermedades de transmisión sexual.

El centro de la controversia es la acusación republicana de que Planned Parenthood vende el tejido fetal para conseguir beneficios, algo que sería ilegal y que la organización ha negado rotundamente.

La Casa Blanca ha advertido que el presidente de EEUU, Barack Obama, vetaría cualquier legislación presupuestaria que despojara de fondos a Planned Parenthood, y ha puesto en duda la "autenticidad" de los vídeos, producidos por motivos "ideológicos" por una organización antiabortista.

Varios senadores demócratas defendieron hoy que quitarle los fondos a Planned Parenthood afectaría a "millones de mujeres estadounidenses", que "dependen de Planned Parenthood para recibir la atención medica que necesitan", en palabras del líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid.

No obstante, la favorita en la carrera demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, ha calificado de "preocupantes" los vídeos que desataron la polémica.

Un grupo de 18 congresistas republicanos amenazaron la semana pasada con votar en contra de cualquier presupuesto federal que contenga fondos para Planned Parenthood.

De ser apoyado por más legisladores, podría forzar la paralización temporal de la Administración, que se quedaría sin fondos al negarse Obama a firmar una ley de ese tipo.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad