Nikki Haley rompe filas con Trump y condena la “guerra” de Rusia en las elecciones de 2016

La embajadora de EEUU ante la ONU discrepa con la postura del presidente que sigue creyendo que las investigaciones sobre el rol del Kremlin en su victoria en 2016 son producto de una "caza de brujas".
19 Oct 2017 – 5:22 PM EDT

La embajadora de EEUU ante la ONU sorprendió este jueves a un auditorio cuando condenó a Rusia por su "guerra" durante las elecciones presidenciales de 2016 que ganó su jefe, el presidente Donald Trump.

"Cuando un país puede venir a interferir en las elecciones de otro país, eso es guerra", dijo Nikki Haley en el Instituto George W. Bush, en Nueva York, donde participó en un panel junto con las exsecretarias de Estado Madeline Albright y Condoleezza Rice.

"Lo es realmente, porque te estás asegurando de que la democracia se desplace de lo que la gente quiere dar a la información errónea" y agregó que las capacidades cibernéticas de Rusia se han convertido en su "arma preferida" contra Estados Unidos y otras democracias.

"Están haciendo esto en todas partes", dijo. "Esta es su nueva arma preferida".


Las declaraciones de Haley son las más duras que haya hecho algún miembro del gobierno de Trump sobre el papel de Rusia en la elección y van justo contra la opinión del presidente quien no reconoce la interferencia rusa en la elección a pesar de abundante evidencia sobre ello.

Según el presidente Trump, las investigaciones sobre el rol del Kremlin, el llamado ' Rusiagate' que investigan cuatro comisiones del Congreso y un fiscal especial, son producto de una "caza de brujas" contra él y una excusa del Partido Demócrata para explicar su derrota en las elecciones.

Versiones encontradas

Haley no es la primera miembro del gobierno de Trump que se desmarca de las posiciones de su jefe.

Por ejemplo el secretario de Estado Rex Tillerson ha chocado con Trump sobre si la diplomacia puede funcionar con Corea del Norte, y el secretario de Defensa, James Mattis, le dijo al Congreso que seguir en el pacto nuclear con Irán es conveniente para el interés de seguridad nacional de EEUU, pero diez días más tarde el presidente amenazó con cancelarlo.

Cuando el presidente criticó a "ambos lados" por al violencia de los supremacistas en Charlottesville, Virginia, Tillerson dijo que el presidente "habla por sí mismo" y el asesor económico Gary Cohn dijo que el gobierno "debe hacerlo mejor".

En el mismo evento en que habló este jueves Haley, el expresidente George W. Bush criticó el fomento de la intolerancia, la política aislacionista y el "nacionalismo deformado en nativismo" que identifica en los actuales momentos.


En fotos: Seguidores de Trump sacan banderas con los colores de Rusia en discurso del presidente en la CPAC

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés