null: nullpx
Inmigración

Nielsen defiende el muro y la tolerancia cero en la frontera sur: "Debemos terminar con la cadena de miseria humana"

Cuestionada por los demócratas como una de las responsables de la criticada práctica de separación de familias en la frontera, la secretaria del DHS, Kirstjen Nielsen, declara ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.
6 Mar 2019 – 2:08 PM EST

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, declaró este miércoles en el Congreso sobre el camino a seguir en torno a la seguridad en donde defendió el endurecimiento de las políticas migratorias impulsado por la Casa Blanca.

Nielsen compareció ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes dando un testimonio en el que, globalmente, defendió la delcaración de emergencia del presidente Donald Trump, que asegura que la llegada de migrantes a la frontera sur de EEUU es una crisis.

Nielsen asegura que hay "una crisis real, grave y sostenida" en la frontera sur, alineada con el el presidente.

"Quiero comenzar enfatizando que nuestro país sigue siendo un faro de esperanza (...) Damos la bienvenida a más inmigrantes, trabajadores temporales y viajeros cada año que cualquier otra nación", comenzó Nielsen.


Esta presentación de Nielsen estaba en principio estipulada para febrero, pero por falta de acuerdo se pospuso hasta ahora.

La comparecencia de de Nielsen llega luego de que el gobierno revelara datos que muestran que los cruces en la frontera han ascendido en el último mes. En febrero fueron aprehendidos 66,450 migrantes y casi 10,000 fueron rechazados por inadmisibles, según datos revelados por la Patrulla Fronteriza, un crecimiento de 150% con respecto a febrero del año pasado.

Separación de familias

Uno de los puntos en los que más presionaron los demócratas fue en la separación de familias, una de las caras más polémicas de la política de tolerancia cero impulsada por el gobierno de Trump.

Luego justificó que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) no tiene como política separar familias a pesar del patrón mostrado por las autoridades durante meses. "Lo que hemos hecho fue aumentar el número de padres referidos para enjuiciamiento", respondió Nielsen.

Sin embargo el departamento continuó separando a las familias hasta que la presión pública y la crítica llevaron a Trump a firmar una orden ejecutiva para frenar esta práctica.

Confirmó, sin embargo, que la separación de niños de sus acompañantes continúa en tres circunstancias: "Cuando el niño está en riesgo, cuando el acompañante no es el tutor legal y cuando el padre es acusado de delitos", sin dar detalles de qué tipo de faltas son las que conducen a esa separación.

"¿Cuál es el camino para reunificar a todos esos menores (que aún continúan separados) con sus familias?", le preguntaron. Nielsen repondió de modo poco concreto.

Fue consultada por el presidente del panel, el demócrata de Mississippi, Bennie Thompson, sobre la deportación de padres sin sus hijos. Dijo que ningún padre fue enviado a su país sin "la oportunidad de llevar a sus hijos" con ellos.

La representante demócrata por Illinois, Lauren Underwood, vicepresidenta del comité, fue una de las más inquisitivas en torno a la separación familiar y responsabilizó a Nielsen por la práctica citando informes pediátricos sobre los efectos de la separación familiar en niños pequeños.

Respecto a la muerte de niños migrantes, Nielsen repondió: "¿Cuántos niños murieron bajo mi tiempo en el cargo? Tres", respondió. "No, no he hablado con sus familias".

"Cadena de miseria humana"

Otra crítica que se le hace a la administración es que no se está atendiendo adecuadamente a mucha de la gente que llega a la frontera para pedir asilo argumentando que huyen de la violencia en sus países de origen. El propio DHS dice que “si los extranjeros llegan a un puerto de entrada, siguen siendo elegibles para buscar asilo y pueden proceder a través del proceso existente de detección de temor creíble”.

"No sé si usted no sabe lo que pasa en la frontera o está pasando sin que usted lo sepa. Pero yo he visto con mis propios ojos a personas que piden asilo y que los envían de regreso. Lo he visto: No les ofrecen información, no los asisten, les dicen 'si no viene de visita, por favor retirese' y eso es en contra de la ley de asilo", acusó la demócrata por California, Nanette Barragán.

Barragán fue una de las congresistas que en diciembre pasado, luego de la llegada de una gran caravana de centroamericanos a la frontera, pasó la noche en un paso de la frontera para supervisar cómo se estaba procediendo con los solicitantes de asilo.

Nielsen insistió en varias oportunidades que lo que sucede en la frontera tiene que ver más con huecos en el sistema de inmigración que el Congreso debería solucionar de modo permanente con legislaciones. "Debemos terminar con esta cadena de miseria humana", aseguró.

Nielsen observó que a todas las niñas mayores de 10 años se les realiza una prueba de embarazo a su llegada. Atribuyen esa política al peligroso viaje que enfrentan los migrantes en su camino hacia la frontera sur. "Como saben, señor, muy desafortunadamente (...) tenemos que hacerle a cada niña una prueba de embarazo sobre 10", dijo Nielsen. "Este no es un viaje seguro".

Dijo que no apoyaría un camino hacia un estatus legal permanente para los beneficiarios de DACA porque considera que primero hay que solucionar la crisis en la frontera y frenar la llegada de indocumentados a EEUU, para luego, eventualmente hablar de una vía a la ciudadanía.

Lo mismo dijo para las personas protegidas bajo TPS, que otorga temporalmente estatus legal a las personas en el país, muchas de ellas por cerca de dos décadas viviendo en EEUU.

Sin embargo, en 2017 cuando Trump canceló el programa DACA y posteriormente los TPS para Honduras, El Salvador y Nicaragua, le pidió al Congreso que legislara para otorgarles un estatus legal de permanencia a más de un millón de inmigrantes protegidos por esos beneficios.

El muro

Los republicanos del panel buscaron hacer énfasis en el ingreso de drogas a EEUU y en el supuesto peligro que supone el ingreso de indocumentados a EEUU.

Ella dijo que la construcción de un muro físico "sería efectivo" para frenar el ingreso de drogas por la frontera sur, reforzando la idea de Trump de levantar una pared fronteriza.

El presidente declaró la emergencia nacional el 15 de febrero para poder desviar fondos de otras agencias para levantar la valla fronteriza, alegando que esa es la solución para la supuesta "invasión" de migrantes indocumentados y el narcotráfico.

Antes de eso, Trump empujó un cierre de gobierno de 35 días, el más largo de la historia, para forzar al Congreso que incluya en el presupuesto dinero para financiar el muro, algo que no logró.


La secretaria fue consultada por la congresista por Texas, Sheila Jackson Lee, sobre si estaba tomando determinaciones supeditadas a las directivas de la Casa Blanca. "¿Toma usted determinaciones independientes?, ¿a quién le prestó juramento, al presidente o al pueblo de EEUU?", consultó Lee.

"Usted sabe que juré a la Constitución y al pueblo de EEUU", respondió Nielsen.


10 impactantes fotografías que describen un año de política de 'tolerancia cero' en la frontera

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés