Melania y Barron Trump, por fin en la Casa Blanca

El presidente Donald Trump pasó el fin de semana en su club de golf en Bedminster (Nueva Jersey). A su vuelta a la capital le acompañaron su esposa, Melania, y su hijo Barron, que llegaron a Washington para quedarse.
12 Jun 2017 – 5:26 AM EDT

Cinco meses después de la llegada del presidente Donald Trump a la Casa Blanca, su esposa Melania y su hijo Barron se mudan, por fin, a Washington DC ni más ni menos que al número 1600 de Pennsylvania Avenue.

La familia decidió que lo mejor para el pequeño Barron, de 11 años, era que acabara el curso escolar en su colegio de Nueva York, con el resto de compañeros, quizá en un intento de normalidad ante al giro abrumador que supone que su padre sea ahora el presidente de Estados Unidos.


El mandatario pasó el fin de semana en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey, y viajó de vuelta a la capital con su actual esposa y su hijo Barron, el menor de los cinco hijos que ha tenido Trump, fruto de sus relaciones anteriores.

La primera dama mostró su entusiasmo al llegar a Washington con un mensaje en Twitter, en el que incluía una fotografía tomada desde el interior de su nueva vivienda con vistas al monumento a George Washington, en el Mall.

“¡Ansiosa por los recuerdos que tendremos en nuestra nueva casa! #DiaDeMudanza”, escribió la primera dama.

Se espera que el próximo curso escolar 2017-2018, Barron asista a St. Andrews Episcopal school, en las afueras de Washington, según informó AFP.


La familia llegó en el avión presidencial a la Base Andrews (Maryland) y posteriormente fueron trasladados en helicóptero a la Casa Blanca.

Melania es la primera esposa de un presidente en la historia moderna de Estados Unidos que retrasa su llegada a Washington después del triunfo electoral del presidente, que asumió su cargo el pasado 20 de enero.

En este periodo, salvo algunas excepciones, Trump vivía solo en la Casa Blanca durante la semana y solía viajar el fin de semana a Nueva York o a su residencia de descanso Mar-a-Lago, en Florida, donde ha recibido a algunos líderes mundiales.

La primera dama ha mantenido un bajo perfil desde que su esposo se convirtió en presidente, con apariciones contadas ante la prensa y una reducida agenda personal, a diferencia de sus predecesoras.

Su aparición pública más destacada fue el mes pasado cuando acompañó al presidente en su primera gira internacional, que inició en Arabia Saudita, y le llevó varios países de Oriente Medioy Europa.

En fotos: La esperada llegada de Melania y Barron Trump a la Casa Blanca

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Política

Más contenido de tu interés