null: nullpx

Los primeros prototipos del muro fronterizo se erigirán en San Diego a finales del verano

Entre cuatro y ocho empresas obtendrán el contrato del gobierno federal para levantar tramos de la muralla y tendrán plazo de 30 días para completar sus muestras, anunció la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza.
28 Jun 2017 – 2:16 AM EDT

La agencia encargada de la seguridad fronteriza de Estados Unidos planea erigir a finales de este verano los primeros prototipos del muro con México que propuso el presidente Donald Trump.

Entre cuatro y ocho compañías obtendrán contratos del gobierno federal para construir los tramos de muro en San Diego, que podrían ser los modelos para el que se erigirá en la frontera de 2,000 millas, informó el martes el subdirector adjunto de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP por sus iniciales en inglés), Ronald Vitiello.

Las empresas tendrán 30 días para completar sus prototipos.


Estas son algunas de las cosas más extrañas que han pasado en el muro entre México y Estados Unidos

Loading
Cargando galería

Una vez elegida la empresa, la construcción del muro fronterizo comenzará en la primavera de 2018, según dijo este mes la jefa de la patrulla fronteriza, Carla Provost.

Vitiello ofreció también novedades sobre el proceso para elegir a la empresa que se encargará de construir el muro, que debe medir 30 pies de alto e incluir mecanismos para impedir la escalada de los inmigrantes y evitar la construcción de túneles por debajo.

El muro, que Trump convirtió en su grito de guerra durante la campaña electoral, incluirá desde estructuras de ladrillo hasta vallas, pasando por vigilancia tecnológica, dijo Vitiello.

"El muro fronterizo es un sistema integrado que impedirá las entradas ilegales. Cuando hablamos de sistema, nos referimos a una combinación de diferentes partes, leyes, vallas, fuerzas de seguridad, cámaras. El sistema combina dos elementos que se apoyan, infraestructura y tecnología", detalló Vitiello.

La propuesta de presupuesto de Trump para 2018 incluye 1,600 millones de dólares para la construcción de 74 millas de muro en el Valle de Río Grande, en Texas, y en San Diego. Actualmente hay 654 millas de valla fronteriza.

Donde hay barreras naturales no habrá muro

Vitiello dijo que no es práctico construir un muro en unas 130 millas de frontera donde ya hay barreras naturales, como lagos o cañones.

En concreto, según dijo Vitiello, el Gobierno no se plantea erigir un muro en parte del Río Bravo, uno de los mayores puntos de cruce de inmigrantes, que sirve de frontera natural entre el estado estadounidense de Texas y los mexicanos de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Tampoco habrá muro en el Parque Nacional Big Bend, ubicado en el suroeste de Texas y por donde es muy difícil cruzar debido a sus escarpados acantilados, según detalló Vitiello.

Además de los prototipos, este año, el Gobierno de Trump quiere construir 35 nuevas puertas de cruce en el área del valle del Río Grande y también desea sustituir 40 millas de valla en las ciudades de El Paso (Texas), San Diego y El Centro, ambas en California.

Hace una semana, Trump propuso que el muro estuviese cubierto de paneles solares para aliviar un poco la factura a México, el país que el mandatario asegura que acabará pagando por la barrera, a pesar de la rotunda negativa del Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.


Más contenido de tu interés