null: nullpx
Coronavirus

Los peligros para la salud pública que representan las ruedas de prensa de Trump sobre el coronavirus

Desde la sala de prensa de la Casa Blanca, el presidente ha dado información médica inexacta sobre la pandemia y ha debido ser corregido por los expertos con quienes comparte el podio.
24 Mar 2020 – 04:29 PM EDT

Para prevenir el contagio del coronavirus, una pareja en Arizona decidió tomar un producto para limpieza de peceras que incluye fosfato de cloroquina, un ingrediente que les sonó parecido a la cloroquina que el presidente Donald Trump dijo en una rueda de prensa que estaba siendo usado para desarrollar un tratamiento contra el covid-19.

Ambos, de unos 60 años, recordaron que el producto que muchas veces habían usado para sus peces tenía un nombre parecido y decidieron tomarlo mezclado en una bebida. Minutos después, empezaron a sentir mareos y vómitos, llamaron al 911 y fueron llevados al hospital. El esposo murió poco después de ingresar, mientras ella permanece en estado crítico.

Aunque la medicina de la que habló el presidente Trump, hidroxicloroquina, se usa para tratar la malaria, mientras que lo que la pareja ingirió es usado para parásitos de peces (y por supuesto no está indicada para el consumo de seres humanos), el lamentable caso destaca la inmensa responsabilidad que tienen los portavoces oficiales a la hora de hablar del manejo de una crisis de salud como la que atraviesa el mundo entero.


Trump ha sido irresponsable al ofrecer declaraciones en las ruedas de prensa diarias con las que la Casa Blanca quiere proyectar la sensación de que el presidente está trabajando para controlar una pandemia que hasta hace pocas semanas no prestó atención e incluso llegó a llamar una “nueva farsa” de los medios y los demócratas para dañar su presidencia (las viejas farsas serían la investigación del llamado Rusiagate y el caso de las presiones sobre Ucrania que llevaron a su impeachment’).

En esas ruedas de prensa el presidente ha ofrecido información inexacta sobre la marcha de las investigaciones médicas en el combate al coronavirus, como que una vacuna estará lista “pronto” o nombrar medicamentos que están siendo probados por los investigadores pero que no han sido autorizados para uso del público aún.

Muchas de esas declaraciones han debido ser corregidas por los expertos con quienes comparte el podio, como el médico general Jerome Adams o el director del Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas, Anthony Fauci. Las correcciones se han producido muchas veces inmediatamente, con el presidente en la sala.

Imágenes de la pandemia: estas fotografías describen la crudeza de una crisis global inédita

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.