La hispana que quiere llegar a Washington para acabar con la "retórica destructiva e inútil"

La precandidata demócrata al Congreso federal por Texas Verónica Escobar se autodefine como progresista y como parte de los nuevos líderes que necesita el partido para recuperar el terreno perdido.
6 Ene 2018 – 10:39 AM EST

Verónica Escobar quiere romper la barrera que se ha mantenido por décadas en Texas y convertirse en la primera mujer hispana en representar al estado en el Congreso federal. Su apuesta central es cambiar el diálogo sobre la frontera entre México y Estados Unidos y traer sangre nueva al liderazgo demócrata.

Mientras el gobierno de Donald Trump le está pidiendo $18,000 millones de dólares al Congreso para financiar parte de su prometido muro en la frontera, candidatas como Escobar responden con un rotundo “no” y una fuerte crítica a la manera en que el presidente está tratando a las comunidades fronterizas.

“Este es un desafío central para quienes vivimos y trabajamos en el área. Estamos enfrentando a un presidente y una mayoría republicana que están muy poco interesados en una relación positiva con México y tienen una retórica destructiva e inútil”, aseguró en una entrevista con Univisión Noticias.

La meta de Escobar es ganar la primaria demócrata en marzo próximo y las elecciones en noviembre para representar al distrito 16 de Texas en el Capitolio. Un área que encasilla a la ciudad de El Paso y está en el corazón de la frontera texana con México.

Es un distrito particularmente demócrata, que en 2012 Hillary Clinton ganó con un cómodo margen de 67%.

De origen méxico americano Escobar, de 47 años, fue elegida en 2010 como juez de condado en El Paso, anteriormente trabajó como comisionada. Antes de entrar al servicio público fue profesora de literatura chicana en la Universidad de Texas en El Paso.

Campaña

Escobar anunció su candidatura en agosto pasado y desde entonces se ha convertido en la candidata más fuerte a nivel local para reemplazar al actual congresista Beto O’Rourke, quien está compitiendo por el Senado federal.

Desde entonces ha congregado el apoyo de O’Rourke y de legisladores demócratas latinos del estado como Joaquín Castro.

También ha recibido el respaldo de organizaciones como Latino Victory Fund y de actrices involucradas en el mundo político como Eva Longoria.

En cuanto a la recaudación de fondos en su campaña, Escobar aseguró que han “trabajado activamente en esta área” y están preparándose para el reporte de enero, sin dar mayores detalles.

En el último reporte de 2017 registró donaciones por $330.000 dólares, a pesar de que anunció su candidatura a finales de agosto.

“Seguimos muy fuerte en esta área”, enfatizó, “es una primaria con muchos candidatos y necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir”, agregó. Escobar está compitiendo con Dori Fenenbock ex presidente del consejo escolar de El Paso; John Carrillo ejecutivo radial; Norma Chávez ex congresista estatal; Enrique García, abogado y Jerome Tilghman, ex candidato demócrata por el mismo distrito.


Tejado de vidrio

Actualmente la delegación de Texas en la Cámara de Representantes tiene 36 integrantes. De ellos 26 son hombres y caucásicos; sólo tres son mujeres. Ninguna de ellas es hispana.

Pero más allá del título, Escobar piensa que en un estado donde cerca del 51% de la población es latina, es importante tener legisladores que reflejen la demografía local.

"Creo que es ventajoso enviar representantes al Congreso que se vean como nosotros y repflejen nuestra agenda", dijo Escobar.

"Ese no es el único factor que se debe considerar cuando alguien es elegido. Siempre debe ser el individuo más calificado. Sin importar su color o género. Pero dondequiera que podemos encontrar personas altamente calificadas y adherir diversidad, eso es muy emocionante para mí", agregó.

Las ambiciones de Escobar -quien se autodefine como progresista- no se limitan solamente a llegar al Congreso federal. Al hablar sobre los cambios necesarios en el partido demócrata enfatizó la importancia de incluir a sangre nueva, joven y diversa en las filas del liderazgo del partido.

"Necesitamos crear un espacio para nuevo liderazgo y nuestro partido necesita hacer un mejor trabajo en esta área. Perdimos elecciones importantes. Este año hay muchos escaños en juego y abiertos. Veamos si el partido da espacio para el ascenso de nuevos líderes", comentó.

En el Congreso

Al representar a El Paso, una de las prioridades de Escobar si logra ganar la elección, es cambiar la imagen y la retórica respecto a las comunidades fronterizas a nivel nacional.

Para eso propone crear una red donde los representantes de zonas cercanas a la frontera entre México y Estados Unidos puedan colaborar y hablar con una sola voz, sin importar si son demócratas o republicanos.

"Me gustaría crear una oficina de política pública y económica donde podamos trabajar junto a otros legisladores y encontrar áreas comunes en temas de frontera, comerciales, medioamente y educación. Empujar nuestra propia agenda y reapoderarnos de la narrativa", explicó.

Si las elecciones primarias de marzo no arrojan un candidato definitivo, los demócratas irán a una segunda vuelta el próximo 22 de mayo. Por ahora Escobar enfatizó que su principal enfoque es llegar a la mayor cantidad de votantes posible.

El año de las protestas: las fotos de 2017 que revelan a un Estados Unidos inconforme

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Congreso de EE.UUElecciones