null: nullpx

La iniciativa de abrir juicio político al máximo responsable de la investigación del 'Rusiagate' divide a los republicanos

La moción presentada por el ‘Freedom Caucus’ contra el vicefiscal general Rod Roseistein ha sido criticado por sus propios colegas del Partido Republicano que lo ven como una "treta publicitaria".
26 Jul 2018 – 2:18 PM EDT

Al vicefiscal general Rod Rosenstein, encargado de supervisar la investigación del llamado ‘Rusiagate’, le han salido importantes defensores en el Partido Republicano, un día después de que un grupo de representantes conservadores presentara una moción para abrirle juicio político por supuestamente no estar compartiendo información con el Congreso sobre la marcha de las pesquisas.

El presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, rechazó la iniciativa, que fue promovida por los líderes del llamado Freedom Caucus, integrado por varios de los congresistas republicanos que representan distritos más conservadores. El Freedom Caucus es el grupo más afín a Trump y el más opuesto a lo que el presidente ha calificado como una cacería de brujas.

“¿Apoyo el juicio político a Rod Rosenstein? No, no lo apoyo (…) Yo no creo que esto alcanza el nivel de altos crímenes o delitos menores”, dijo Ryan nombrando dos de las causales por las que el Congreso puede abrir un proceso de juicio político contra un alto funcionarios del poder ejecutivo.

Poco antes, el jefe de Rosenstein, el fical general Jeff Sessions, también salió en defensa de su segundo, quien se encarga de manejar todo lo relacionado a la investigación que adelanta el fiscal especial Robert Mueller luego de que Sessions decidiera inhibirse porque él mismo estuvo en contacto con funcionarios rusos durante la campaña electoral.

“Mi segundo Rod Rosenstein está altamente calificado. Tengo la mayor confianza en él”, dijo Sessions en una rueda de prensa en Boston cuando se le preguntó por el esfuerzo de los conservadores para deshacerse del vicefiscal general.

“Lo que quisiera que el Congreso haga es enfocarse en algunos de los retos legales que tenemos. Necesitamos que el Congreso lidie con la cuestión de inmigración”, aconsejó el secretario de Justicia, cuya inhibición en el caso del ‘Rusiagate’ generó la molestia del presidente Trump.

Arma de presión

En contra de Ryan están el número tres de los republicanos en la Cámara de Representantes, Steve Scalise, quien expresó su apoyo a la iniciativa durante una entrevista con Fox News la mañana del jueves.

“Ahora mismo, Rosenstein no ha hecho su trabajo y cumplido con el Congreso. Lo que estamos diciendo es que aquí hay una herramienta que el Congreso todavía tiene. Vaya a hacer su trabajo de manera que no tengamos que llegar a eso. Todo depende de él”, aseguró Scalise.


En cambio, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, no definió una posición ni a favor ni en contra de la moción cuando fue consultado por los reporteros en el Capitolio de Washington DC.

Otros republicanos ven en la iniciativa presentada por Mark Medows (Carolina del Norte) y Jim Jordan (Ohio), dos de los principales líderes del Freedom Caucus, una treta publicitaria que solo busca desvirtuar la investigación sobre los supuestos contactos entre la campaña de Donald Trump y agentes rusos para influir en las presidenciales de 2016.

"Un imprudente truco publicitario. Nada diferente de los demócratas que presentaron artículos de juicio político contra el presidente meses atrás. Qué triste y patético juego de ‘cuán bajo puedes ir’”, dijo a los medios el representantee republicano por Florida Carlos Curbelo.

En cualquier caso, no se espera que la Cámara de Representantes vaya a considerar la iniciativa ante del receso de cinco semanas que empezarán este viernes. Meadows y Jordan rechazaron el mecanismo de resolución “privilegiada” que les habría permitido forzar el voto del pleno en los dos días siguientes a la presentación de la moción.

Pero si se diera una votación al regreso de las vacaciones parlamentarias, los esfuerzos de los conservadores con seguridad se verían frustrados en el Senado, donde nadie prevé cómo se podría lograr la mayoría de dos tercios de votos que hace falta para destituir a un funcionario del ejecutivo.

El 'Rusiagate'

La investigación sobre la posible colaboración entre Rusia y la campaña que llevó a Trump a la Presidencia para afectar las elecciones de noviembre de 2016 es encabezada por el fiscal especial, Robert Mueller.

Hasta ahora, varios colaboradores de la campaña republicana han sido acusados por casos relacionados con la supuesta colusión, sino por delitos financieros que han surgido en el transcurso de las pesquisas, además de mentir a investigadores federales, entre ellos el propio exjefe de campaña de Trump Paul Manafort.

Dos semanas atrás, a pocos días de que el presidente Trump tuviera en Helsinki su primera cumbre con su colega ruso Vladimir Putin, Roseinsten anunció el encausamiento de 12 agentes de los servicios de inteligencia de Rusia por hackear los sistemas informáticos del Partido Demócrata.

En febrero, Roseinsten presentó las primeras acusaciones contra ciudadanos rusos, en total 13, y 3 empresas de ese país, a los que acusó de participar en un sistema para usurpar identidades de ciudadanos estadounidenses y crear grupos para participar en el debate político y promover o atacar candidatos, algo prohibido para los extranjeros.

Estos son los 8 nombres claves en la investigación sobre el Rusiagate

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés