null: nullpx

La campaña de Trump contactó a WikiLeaks para hackear emails privados de Hillary Clinton, admite Assange

Assange afirma que la organización rechazó la solicitud que le hizo a mediadios de 2016 Cambridge Analytica, una empresa de datos contratada por la campaña de Donald Trump. "Puedo confirmar que Wikileaks lo rechazó", señaló al diario The Daily Beast.
26 Oct 2017 – 5:33 AM EDT

Una empresa contratada en 2016 por la campaña presidencial de Donald Trump contactó con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, para hackear los correos de la cuenta privada que Hillary Clinton utilizó cuando era secretaria de Estado, pero éste se negó a colaborar, según reconoció él mismo este miércoles.

La empresa que contactó con WikiLeaks fue Cambridge Analytica, con oficinas en Nueva York, Washington y Londres y dedicada al análisis de datos, confirmó Assange en Twitter después de que medios estadounidenses publicasen la información.

"Puedo confirmar un contacto con Cambridge Analytica (antes de noviembre del año pasado) y puedo confirmar que Wikileaks lo rechazó", dijo Assange al sitio The Daily Beast.

Alexander Nix, director ejecutivo de Cambridge Analytics, envió a mediadios del año pasado un correo electrónico a varias personas, entre quienes figuaba Rebekah Mercer, una de las principales donantes de la campaña republicana, en el cual indica que había pedido a Assange acceso a correos electrónicos del servidor privado de Clinton, según afirmaron a CNN dos fuentes ligadas al caso.

Los servicios de la empresa fueron contratados en el verano de 2016 por el equipo del candidato republicano con el propósito de que alimentaran una base de datos dirigida por Brad Parscale y supervisada por el yerno de Trump, Jared Kushner, dijeron las fuentes a CNN.

Esas fuentes también indicaron que, según el correo electrónico de Nix, Assange le dijo al CEO de Cambridge Analytics que no quería su ayuda, y que prefería hacer el trabajo por su cuenta.

El intercambio entre Nix — cuya compañía ganó millones con la campaña Trump — y Assange representa la conexión conocida más cercana entre la campaña de Trump y WikiLeaks.

Cambridge Analytics no proporcionó ningún comentario hasta ahora.

Durante la campaña presidencial de 2016 WikiLeaks filtró correos de la dirección del Partido Demócrata y también del jefe de campaña de la candidata demócrata, John Podesta.

"Amo a WikiLeaks"

Después de estas filtraciones, Trump afirmó "amo a WikiLeaks" durante un mitin de campaña.

Precisamente, este miércoles el diario Thw Washington Post publicó una exclusiva según la cual la campaña de Hillary Clinton pagó en parte la investigación que llevó al dossier lascivo sobre las conexiones de Trump y el Kremlin redactado por un exespía británico.

Trump calificó este miércoles de "vergonzosa" esa información durante una entrevista con Fox.

"No olvidemos que Hillary Clinton negó todo esto. Ella no sabía nada. No sabía nada y de repente se enteraron. Lo que me sorprende es que pagaron casi 6 millones de dólares y (el dossier) está totalmente desacreditado. Es falso. Noticias falsas. Es vergonzoso", dijo Trump.

El dossier de 35 páginas alega que el gobierno ruso tenía desde antes del comienzo de la campaña presidencial información comprometedora sobre Trump y que el Kremlin estaba comprometido en un esfuerzo por ayudarlo en su campaña para presidente.

El documento circuló en varios medios de comunicación que prefirieron no publicarlo porque las acusaciones eran de gran alcance y no habían sido comprobadas de forma independiente.

Trump dice una cosa y sus subordinados la contraria: así contradice al presidente su propio equipo

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés